1

Microsoft enfurecido contra la política antimonopolio de Google

Microsoft intensificó este miércoles sus críticas a la política antimonopolio de Google afirmando que el gigante estadounidense no brinda a los usuarios de sus teléfonos Windows un “acceso adecuado” al servicio de videos YouTube.

“A pesar del escrutinio gubernamental, Google continúa bloqueando un acceso adecuado a YouTube a los clientes de Microsoft. Esta es una cuestión importante porque los clientes valoran el acceso a YouTube en sus teléfonos”, afirmó el abogado de Microsoft Dave Heiner en una entrada de blog.

“Google dice a menudo que los delitos antimonopolio de los que se le acusa no afectan a los consumidores. Google está equivocado sobre eso”, añadió. “Google niega todavía permitir a los usuarios de teléfonos (que operan con el sistema operativo Microsoft) Windows tener el mismo acceso a YouTube que los clientes (del sistema de explotación móvil de Google) Android y Apple”.

Los comentarios suponen el último cruce de fuego entre los dos gigantes tecnológicos y se producen cuando organizaciones de vigilancia antimonopolio tanto en Europa como en Estados Unidos están a punto de terminar investigaciones sobre la conducta de Google.

Algunos informes señalan que los investigadores estadounidenses están preparándose para alcanzar un acuerdo con Google sin pasar por una orden judicial. Google, que tiene la propiedad de YouTube, afirma que Microsoft distorsiona datos sobre el acceso con los teléfonos móviles.”Al contrario de lo que afirma Microsoft, es fácil para los consumidores ver videos de YouTube en teléfonos Windows”, expresó un portavoz de Google en respuesta a una pregunta de la AFP.

“Los usuarios de teléfono de Windows pueden acceder todas las funciones de YouTube… De hecho, hemos trabajado con Microsoft durante varios años para ayudar a construir una gran experiencia de YouTube en los teléfonos Windows”, agregó.

Microsoft expresó preocupaciones ante la Comisión Europea y la Comisión Federal de Comercio estadounidense, que investigan posibles abusos de dominación de mercado por parte de Google.