1

11 consejos para lograr la eficiencia energética durante un verano complicado

Emerson Network Power,  expone diversas recomendaciones para que las altas temperaturas del verano no afecten el rendimiento de los equipos, ni la operación ininterrumpida que requieren las empresas en sus centros de computo.

1. Siempre tomar mediciones de temperatura en la parte frontal de los servidores – en el pasillo frío. Comúnmente los servidores toman el aire fresco por la parte frontal y esta es la medición más relevante.

2. Si las áreas inferiores de los racks tienen menor temperatura y existen espacios “U’ disponibles en el rack, reubicar y organizar los servidores en la parte inferior.

3. Colocar paneles ciegos en los espacios no utilizados en la parte frontal de los racks, esto evitará el bypass de aire frio y la mezcla con el aire caliente.

4. No se preocupe por la temperatura en la parte trasera de los racks – pasillo caliente. Incluso, entre más alta este la temperatura, mejor. Permitir fugas de aire frío hacia la parte posterior de los racks, provocará la mezcla con el aire caliente y se convierte en una gran ineficiencia para el sistema.

5. Asegúrese, que las rejillas del piso elevado estén correctamente situadas en el pasillo frío para lograr un adecuado flujo de aire a los servidores.

6. Revise que las perforaciones de piso falso, por donde entran los cables a los racks sean solo las necesarias y se encuentren bien selladas.

7. Es importante proponer una distribución adecuada de cargas de calor en cada rack, versus el caudal de aire frio para evitar los puntos calientes en los mismos.

8. Verificar que las partes laterales o posteriores de los racks destinadas al manejo de los cables no bloqueen la circulación normal del aire.

9. Si la distribución de aire acondicionado de efectúa mediante ductos, asegúrese que las salidas de aire frío estén directamente sobre la parte frontal de los racks y los ductos de retorno de aire estén en la parte trasera superior de los racks

10. Si en la sala no hay personal trabajando, debemos apagar las luces. Esto puede ahorrar alrededor de un 1-3% de la carga de enfriamiento.

11. Apague los equipos que todavía están conectados, fuera de producción y que aun están encendidos. Con esta serie de consejos, su centro de cómputo no padecerá de los efectos del verano y, como es más importante, podrá continuar operando con la máxima eficiencia y rendimiento.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.