1

¿Cómo el Smart Wi-Fi mejora el rendimiento de la red inalámbrica?

smart-wirelessAEstá sentado en la sala de conferencias de su sede corporativa, intentando descargar un archivo a su teléfono inteligente. Hay una fuerte señal Wi-Fi, pero la descarga llega a un punto muerto. Es frustrante, pero esto se puede mejorar.

Este tipo de mala experiencia Wi-Fi es muy común, y gracias a los programas de BYOD, que permitan a los empleados conectar sus dispositivos móviles a las redes corporativas, las cosas tienden a empeorar.

He aquí por qué: Wi-Fi es un medio compartido, lo que significa que solo una persona (o dispositivo) puede utilizarla en un momento dado -todos los demás tienen que esperar. Así que no importa qué tan fuerte sea la señal Wi-Fi que detecte el dispositivo, cuantos más dispositivos la utilicen, más lento será para todos.

Pero esa no es la única razón. Un lugar de trabajo es un entorno ocupado, cambiante, y como la gente se mueve a través de él, la señal Wi-Fi puede ser bloqueada por obstáculos. También hay probabilidades de que haya mucha interferencia de otras redes Wi-Fi y dispositivos Bluetooth, así como un fondo constante de conversaciones por radio a medida que las tablets, laptops, teléfonos inteligentes y otros dispositivos Wi-Fi sondean redes disponibles para conectarse, incluso cuando no están en uso.

El resultado de todo esto es pérdida de paquetes, que tienen que ser retransmitidos -lo que aumenta la congestión general. Y ya que muchos dispositivos móviles tienen relativamente pobres antenas Wi-Fi, a menudo negocian una velocidad de datos relativamente lenta con el punto de acceso al que están conectados para tratar de minimizar la pérdida de paquetes.

Más ancho de banda, más problemas

Arrojar más ancho de banda en el problema no hará que la red inalámbrica funcione más rápido, porque la falta de ancho de banda no es la causa raíz del rendimiento de la red. Y la adición de puntos de acceso en realidad puede empeorar las cosas: pueden causar aún más interferencia y confundir a los dispositivos Wi-Fi, ya que no sabrán a cuál se deben conectar.

Una solución es usar equipos Smart Wi-Fi -puntos de acceso y otros equipos de hardware de red que utilizan software o hardware especializado para mejorar el rendimiento de la red inalámbrica en ambientes ocupados. Por ejemplo, la tecnología Adaptive Radio Management basada en software de Aruba Networks asigna automáticamente los ajustes de canales y alimentación de todos los puntos de acceso en una red, y realiza un balance de carga en el canal para distribuir clientes uniformemente a través de canales disponibles en una zona determinada, para evitar la sobrecarga de un solo canal o punto de acceso.

Una solución Wi-Fi más sofisticada basada en software y hardware ha sido promovida por Ruckus Wireless, un pequeño pero prometedor proveedor de equipo WLAN. La tecnología Smart Wi-Fi de Ruckus ha sido diseñada para permitir una gama de puntos de acceso ZoneFlex que irradian señal Wi-Fi de sus puntos de acceso a los dispositivos de los clientes que desean conectarse a ella, lo que reduce las interferencias y la congestión.

David Callisch, vice presidente de marketing corporativo de Ruckus, explica: “Imagínese que usted y yo estamos en una gran sala de conferencias. Usted me grita pero yo no puedo escuchar las conversaciones de otros, pero si tuviéramos un tubo largo entre nosotros podría hablar por él y yo pondría mi oído en él para escucharle mejor”.

Sus puntos de acceso son capaces de hacer que sus señales Wi-Fi sean altamente direccionales utilizando una red de antenas controladas por software, que se componen de múltiples elementos de antenas individuales. Pares de estos elementos se pueden combinar en tiempo real por el software con el fin de formar diferentes patrones de antena.

“Hay miles de pares de antenas posibles, y cada par apunta hacia una dirección diferente”, señala Callisch. “Nuestro software puede elegir el mejor par de antenas en cualquier momento dado, y a medida que el cliente se mueve, alteramos y optimizamos la señal utilizando diferentes pares de antenas. En microsegundos podemos determinar en qué pares se producen los mejores resultados y cambiar tan rápidamente que no dejará caer un solo paquete”.

El resultado, señala Callisch, es una WLAN que ofrece hasta tres veces más rápido rendimiento, y que tiene un alcance de entre dos y cuatro veces más lejos. Un efecto secundario de esto es que son necesarios un menor número de puntos de acceso para cubrir todo un edificio, añade, lo que reduce el costo de hardware a la hora de desplegar una solución de WLAN.

Ruckus afirma que sus puntos de acceso cuestan aproximadamente la mitad de lo que cuestan los de Cisco, y ya que la mitad de los puntos de acceso son necesarios, el costo de la construcción de una WLAN con el equipo de Ruckus es de aproximadamente 25% del costo de uno de Cisco. (Los puntos de acceso ZoneFlex de Ruckus pueden usar redes de malla para extender una red WLAN con puntos de acceso adicionales, sin necesidad de cableado adicional. Aunque esta capacidad no es exclusiva de Ruckus, puede ayudar a mantener los costos bajos).

Smart Wi-Fi en la práctica

De todos modos, está la teoría, pero ¿qué tal es todo esto en la práctica? Una organización que ha probado la tecnología es Atlantic Aviation, una empresa que opera 65 instalaciones en los aeropuertos de todo el país. Cada instalación multi-habitación ofrece conexión Wi-Fi a los clientes y pilotos, y 50 o más personas pueden utilizarla en cualquier momento.

“Antes de que empezáramos a utilizar Ruckus, nuestros usuarios experimentaron una fiabilidad muy pobre y constantemente recibíamos quejas sobre nuestro Wi-Fi que estaba basado en equipos de Cisco”, señala Rob Davis, vicepresidente de tecnologías de la información de la compañía.

Se acercó a seis proveedores de servicios para que implementen una solución alternativa para Atlantic Aviation, y los seis recomendaron el uso de Ruckus, añade.

Una vez que la empresa se despojó de todos los equipos de Cisco e implementó un número similar de puntos de acceso Ruckus, Davis dice que el cambio en el rendimiento Wi-Fi fue enorme. “El equipo de Ruckus que tenemos es bastante barato  mucho más barato que lo que teníamos antes- pero nos da un mejor rendimiento y una mejor cobertura a todos nuestros sitios Wi-Fi ya que no es un tema de conversación o una fuente de quejas para nuestros clientes -que ahora asumen que siempre va a funcionar”.

Guy DePuy, analista de Oro Group, de Dell, señala que la tecnología Smart Wi-Fi, como la de Ruckus y Aruba, parecen funcionar bien proporcionando conectividad WLAN de alto rendimiento.

La única reserva de DePuy para las empresas no es la tecnología en sí, sino más bien lo práctica que es para su gestión en un entorno empresarial. Por ejemplo, Ruckus ofrece un sistema de gestión para su equipo ZoneFlex llamado FlexMaster, pero DePuy duda que esto sea de interés para las empresas que ya cuentan con un sistema de gestión para su LAN cableada. “Las empresas tienen que preocuparse acerca de cómo administrar el acceso a su WLAN. Si tienen que administrar dos redes -cableada e inalámbrica- con dos sistemas de control, va a ser difícil, caro y menos seguro”.

Pero el Smart Wi-Fi es claramente atractivo para muchas organizaciones: Ruckus, por ejemplo, ha ganado cuota de mercado constantemente, según Oro Research de Dell, y ahora es uno de los principales proveedores de WLAN empresarial. Si el pobre rendimiento Wi-Fi en un entorno de oficina es un problema para su organización, puede que valga la pena investigar acerca del Smart Wi-Fi.

Paul Rubens, CIO (EE.UU.)

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.