1

Intel siembra las dudas sobre el futuro de Itanium

intel_itaniumEl fabricante de chips ha reducido sus planes de futuro con respecto a la próxima versión de Itanium, usado principalmente por HP en sus servidores Integrity. Este ajuste provoca incertidumbre sobre el porvenir del chip que ha enfrentado a Oracle y HP en una ingente batalla legal.

Intel ha reducido los planes para la próxima versión de Itanium en un movimiento que plantea interrogantes sobre el futuro del chip de 64 bits para servidores, utilizado mayoritariamente por los servidores Hewlett-Packard Integrity de gama alta.

En una breve nota publicada en su sitio web el 31 de enero, Intel anunció que la próxima versión de Itanium, cuyo nombre en código es Kittson, será producido en un proceso de fabricación de 32 nanómetros, al igual que la versión actual, en lugar de optar por un proceso más avanzado como se había planeado previamente.

Intel también ha dejado de lado un plan anunciado sólo hace unos meses para hacer el socket Kittson compatible con sus chips para servidores Xeon, lo que habría reducido los costes tanto para Intel como para HP, el principal vendedor de sistemas Itanium. Finalmente, Kittson contará con las mismas conexiones que los chips Itanium 9300 y 9500, explican desde Intel.

Estos nuevos planes de Intel pintan un panorama preocupante para Itanium, según algunos observadores. “Bien podría ser que esta es su manera de eliminar el producto y es esencialmente una estrategia de salida”, explica el analista de Insight64, Nathan Brookwood. “Puede ser que el momento de Itanium ya haya pasado”.

El analista de Gartner, Martin Reynolds, añade que aún puede haber un nuevo proceso de fabricación, orientado a “reducir” el chip, para Itanium, si la demanda aumenta lo suficiente como para hacer que la inversión vale la pena.

Intel Itanium fue lanzado en 2001 con la esperanza de que eventualmente pudiera derrocar a los chips RISC utilizados en servidores Unix, pero las ventas no se han acercado a los volúmenes que se esperaban de él. Las primeras versiones de Itanium tenían un rendimiento inferior y Advanced Micro Devices (AMD) se ha adelantado a Intel añadiendo extensiones de 64 bits a sus procesadores para servidores x86, una estrategia que Intel finalmente imitó.

Sin embargo, HP e Intel han insistido durante mucho tiempo que están comprometidos con Itanium, un sentimiento que reiteraron esta semana. HP se desprendió de forma sorepresiva de su propio chip PA-RISC en favor de Itanium. Además, HP ha reconocido haber estado pagando millones de dólares a Intel para financiar el desarrollo continuo de Itanium.

Con unas ventas relativamente bajas, proveedores como Red Hat, Microsoft y Oracle dejado de desarrollar nuevo software para el chip. Oracle se ha visto obligada a reanudar su desarrollo para Itanium, después de que HP presentara y ganara una demanda por incumplimiento de contrato, pero no antes de que algunos clientes decidieran abandonar el barco.

“Cuando Oracle anunció que dejaba de desarrollar software para Itanium realmente asustó a una gran cantidad de clientes”, dijo Reynolds.

Los ingresos de HP en la unidad de Business Critical Systems, que incluye los servidores Itanium, cayó un 23% en 2012 respecto al año anterior. En diciembre, IDC pronosticaba que las ventas de servidores Itanium se mantendrán más o menos planas hasta el año 2016, con alrededor de 26.000 sistemas vendidos al año, menos de la mitad del volumen vendido en 2008.