1

Búsquedas en la web: de la precisión a la predicción

Silvina Moschini - CEO de Intuic
Silvina Moschini – CEO de Intuic

Las tecnologías de geo localización y el avance del “Big data” están contribuyendo a perfeccionar enormemente las búsquedas en Internet. ¿Llegará el día en que se anticiparán a las necesidades de los usuarios?

La exploración en Internet es un hábito frecuente de la vida cotidiana. Planificar nuestras vacaciones, comprar toda clase de objetos o conocer la reputación de un posible socio. Éstas y otras acciones siempre comienzan en un motor de búsqueda. Según un reciente estudio de Pew Internet, el 92% de los adultos estadounidenses ha hecho alguna vez una consulta de este tipo, incluyendo a un 59% que realiza indagaciones en la web diariamente.

Sin embargo, este hábito tan incorporado podría modificarse de manera radical en los próximos años debido a los proyectos de los grandes exploradores, los cuales están trabajando en tecnologías que les permitan anticiparse a las necesidades de los usuarios.

Google, por ejemplo, está desarrollando “el gráfico del conocimiento”, una herramienta que analiza cerca de 500 millones de personas, lugares y términos frecuentes en las búsquedas, estableciendo relaciones entre sí con fines predictivos. A partir del examen exhaustivo de este tipo de datos, los buscadores pueden determinar cuál es el concepto requerido entre varios similares (y distinguir, por ejemplo, si estamos averiguando por un restaurante que se llama “Kansas” o el estado norteamericano que lleva ese nombre).

¿El fin de las búsquedas?

Si las exploraciones se orientan cada vez más a proveer información precisa y sustancial y, sobre todo, a predecir las necesidades de los usuarios, paradójicamente se tornarán innecesarias. Hay incluso quienes se atreven a augurar que las búsquedas morirán en 2020.

Estas predicciones sobre el futuro de la investigación en internet están en sintonía con otras tendencias tecnológicas crecientes, como el auge del “Big Data”. El instituto McKinsey anticipa que los recursos de este sector se multiplicarán durante los próximos años y estima que para 2018 cerca de 200 mil personas trabajarán directamente en el análisis de datos sólo en Estados Unidos. La posibilidad de analizar, procesar y aplicar información es una herramienta que sin duda potenciará la eficacia de los motores de búsqueda.

No solo la Big Data aportará información útil para la predicción de necesidades. También lo harán otras tecnologías en crecimiento, como la movilidad (cada año se registra una mayor predisposición de los usuarios a conectarse desde dispositivos móviles, según un estudio de ComScore) o la geolocalización. Por ejemplo, al asociar la ubicación de la persona con datos de búsquedas previas, los anunciantes podrán enviar promociones a quienes pasen cerca de sus locales y hayan demandado productos similares con anterioridad. De este modo, todo indica que la idea de que el pronóstico se adelante a la búsqueda no resulta exagerada, de hecho, todo indica que es muy útil y que va camino a convertirse en una realidad próxima.

 

Por: Silvina Moschini | CEO & Founder Intuic

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.