1

Latinoamérica: ¿una tierra prometida para el desarrollo de las TIC’s?

David Iacobucci Level 3 Chile (1)Nuestra región, en general, ha demostrado un dinamismo económico superior al de otras regiones. La inversión en TI en Latinoamérica, por lo tanto, tiene buenas perspectivas, ya que las empresas saben que para incrementar su competitividad deben agregar valor al negocio, aspecto en donde las nuevas tendencias tecnológicas son claves para innovar y mejorar sus procesos.

Las cifras indican que en la región hay una interesante expansión en el área de TI. El informe de predicciones IDC Worldwide, estima que el mercado de servicios de data center y de servicios gestionados de seguridad alcance los 4 mil millones de dólares en Latinoamérica en el 2015. Asimismo, según la consultora, más del 80% de las empresas latinoamericanas afirma ya estar en conocimiento sobre las soluciones de cloud computing, mientras un 20% ya se encuentra evaluándolas y un 12% está implementándolas o mejorándolas.

Si a ello sumamos tendencias como la virtualización y big data, podemos decir que tenemos las mejores expectativas en la región, en cuanto a adopción de soluciones TI a nivel empresarial y gubernamental.

Por su parte, los recursos humanos de la región, tienen un peso importante tanto por su calificación técnica, como por sus conocimientos en áreas de gestión. A esto hay que sumarle la capacidad de interactuar con personas de otras latitudes y el correcto manejo de diversos idiomas.

En cuanto a la infraestructura de redes que hacen posible Internet, su rol en Latinoamérica está condicionado en alguna manera por los gobiernos, y cómo estos interactúan con los carriers para desarrollar los mercados. Hoy en día la penetración de ancho de banda se encuentra alrededor del 10 por ciento en la región (Fuente: UIT – Unión Internacional de Telecomunicaciones); lo cual está muy por debajo de los países desarrollados.

Podemos ver a los gobiernos de Latinoamérica haciendo inversiones para cerrar la brecha de penetración de ancho de banda: Argentina Conecta, Plan Nacional de Banda Larga en Brasil, Vive Digital en Colombia, sólo por nombrar algunos.

Por su parte las empresas de Latinoamérica mantienen planes de desarrollo regional y global, soportado sobre las facilidades que la infraestructura de TI brinda y por la estandarización que el uso de las mismas supone a los procesos de negocio.

A su vez, las universidades están trabajando en el desarrollo de profesionales que puedan desenvolverse en ámbitos demandantes de diversas habilidades, que integran desde la tecnología hasta la gestión, pasando por el trabajo en equipo y el uso de la tecnología en función del negocio.

¿Aún es baja la inversión TI en la región?

Sí, y los factores son diversos, dependiendo de la realidad de cada país. Si bien en Latinoamérica el nivel de inversión como porcentaje del PIB (Producto Interno Bruto) sigue siendo bajo, respecto al de las economías desarrolladas y emergentes, se ha dado un avance en esta materia en la última década. En la medida que las economías más importantes de la región traspasen su ejemplo y hagan comprender al resto que hoy pueden competir globalmente y no sólo en sus propios mercados, la inversión en TI se mantendrá al alza.

Es evidente que esta es una de las fuentes de generación de riqueza que los países deberían potenciar y explotar, ya que supone una gran oportunidad frente a mercados maduros y de alto costo.

A nivel de naciones, la inversión en TI no es un factor secundario, y se habla mucho de la relación que existe entre las inversiones y el nivel de competitividad de los países, porque siendo este último un impulsor del desarrollo económico y social, que debe ser coherente en el tiempo para mantenerse.

A nivel de empresas, muchas han entendido que su nivel de competitividad y de agregar valor al negocio tiene, ineludiblemente, su aliado clave en la inversión en TI.

Los gobiernos en Latinoamérica han invertido en tecnología y redes de comunicaciones para hacer sus países más competentes, pero todavía hay mucho por hacer.

Las universidades deben continuar en el análisis profundo de los requerimientos futuros de lso diversos sectores, adecuando la formación de los nuevos profesionales a dichas necesidades futuras, logrando así anticiparse y lograr tomar la ventaja que supone el estar preparados en el momento en que se requiera.

Sin embargo, resulta claro que el esfuerzo conjunto de los diferentes actores de la economía y la sociedad, gobiernos, universidades, inversores privados y las entidades intermedias, es un factor clave para el desarrollo y creo que podemos decir que en Latinoamérica se está avanzando en esa dirección.

Los gobiernos deben trabajar junto con empresas proveedoras de servicios y con las universidades, para desarrollar infraestructura y recursos profesionales que les permita alcanzar nuevas áreas de desarrollo, tanto tecnológico como profesional, y generar conexiones en zonas que no están conectadas, aprovechando la infraestructura existente y los recursos humanos disponibles, evitando invertir en áreas ya interconectadas o en profesionales que tengan dificultad para insertarse en el mercado laboral..

Adicionalmente las áreas reguladoras deben trabajar también en facilitar la interconexión de carriers, ayudando a incrementar el flujo de tráfico sobre Internet y favoreciendo el desarrollo de más competencia ..

Muchas de las condiciones están dadas. Al parecer sólo falta mayor decisión y voluntad de los todos los actores, para trabajar en conjunto y para fortalecer las políticas que puedan transformar radicalmente a Latinoamérica en la tierra prometida de las Tecnologías de Información y Comunicaciones (TIC’s).

Por David Iacobucci, VP Sales & Services, Level 3 Chile