1

Teckler lanza un servicio que aporta dinero a los generadores de contenido

Logo_Tecker

Teckler desarrolla un concepto nuevo para utilizar Internet dando el poder al usuario.

Se trata de una evolución de las herramientas que ya existen que permiten a los usuarios crear contenidos y obtener un ingreso extra.

La Web 3.0 se ha hecho realidad con Teckler, compañía que apuesta en la exposición y remuneración de aquellas personas que generan contenido de forma independiente, además de garantizar a los lectores el acceso a los temas que realmente importan en entornos multimedia e integrados con todas las redes sociales.

“Teckler es el paso siguiente de Internet. Creemos que con su versión 1.0 gran parte de los servicios eran gratis, sin embargo ya en la era 2.0 las empresas empezaron a ganar dinero con el contenido generado por los propios usuarios. En cambio, en la Internet 3.0 quién comienza a ganar dinero es el usuario que produce este contenido”, explica Claudio Gandelman, fundador de la compañía y ex CEO de Match.com para América Latina.

Teckler fomenta la participación del usuario de una forma, por ejemplo, mucho más fácil que un blog donde existe la obligación de actualizar los contenidos en cada momento. Se pueden crear y compartir los contenidos multimedia como textos, fotos, video y audio, además de tener una remuneración por la audiencia alcanzada. La idea es ser una plataforma para compartir el conocimiento, la cultura, y pasiones obteniendo un ingreso para los generadores de dicho contenido, obteniendo un 70% de los beneficios que se produzcan.

“Tras seis meses de desarrollo, hemos realizado el lanzamiento simultáneo en 164 países y en 13 idiomas. Contamos con un público potencial de más de 4 mil millones de personas”, señala Gandelman. El modelo de negocios es sencillo: Teckler se ha asociado a los anunciantes y repasa el 70% de los ingresos con publicidad a los productores del contenido que publican en su red, de acuerdo con el tráfico en aquel contenido específico. La idea es ser una plataforma para compartir conocimiento de una forma divertida permitiendo que la gente difunda su creatividad y debata los más diversos temas.

Una de las ventajas principales es la facilidad en la publicación de los tecks, que es el contenido que agregan los usuarios, la posibilidad de compartirlo con el mundo y aún ser remunerado por ello. “Creamos un ambiente donde el usuario no tiene que preocuparse de la herramienta, ni con la plataforma de publicidad, tampoco con su venta.

Los Tecklers no se les pagan por la cantidad de contenido que genera, sino por la cantidad de visualización generada por cada contenido. Lo que tiene más relevancia es lo que tiene más relevancia. “Estamos rompiendo un paradigma con este modelo, ya que ofrecemos el potencial para que las personas comunes se conviertan en formadores de opinión, independiente de su nivel de sociabilidad, pero sobre la base de la diferencia de lo que producen”.

El público objetivo es lo más variado posible. Desde el punto de vista de Tecklers, la plataforma admite desde académicos que comparten sus tesis o papers, aficionados por tecnología que realizan evaluaciones de productos, amantes de literatura que escriben reseñas, artistas que divulgan sus trabajos, fotógrafos, maestros cocineros o cualquier persona que quiera evaluar los restaurantes o dar consejos sobre entretenimiento, viajes, salud, belleza, etc., todo contenido lícito es bienvenido. Desde el punto de vista del consumidor del contenido, Teckler será interesante para cualquiera que esté interesado por la información, sea lo que sea. “Es un universo prácticamente infinito que no depende de edad o condición social. La idea es que sea un ambiente absolutamente democrático en el que la gente elige sus temas de interés y que se pueda enseñar y aprender de una forma lúdica y divertida. Quien regula el ecosistema no somos nosotros, sino la comunidad”, explica Gandelman.

Anunciantes tienen una opción más inteligente:

Adicionalmente a los beneficios para los usuarios, Teckler es una alternativa al mercado tradicional de publicidad, ya que proporciona la visibilidad en contenidos establecidos por relevancia y nicho de interés, de forma simultánea. Para el anunciante es como si pudiera elegir previamente entre decenas de páginas cuáles son las más leídas en el universo de personas que aman a los gatos, por ejemplo. Hoy en día, salvo muy raras excepciones, es difícil comprar publicidad con segmentación basada en el comportamiento.

“Las empresas capaces de utilizar Teckler de forma inteligente, podrán asimismo contar con una extraordinaria herramienta en las manos. Una compañía de alimentos, por ejemplo, puede escribir recetas, difundir en Teckler y poner un enlace en la página y dirigir a su sitio. Es un mundo nuevo, si lo saben usar bien, tendrán oportunidades que antes no existían. Es totalmente gratis, en la mayoría de las veces incluso recibiéndolo para eso”, agrega Gandelman. Una operadora de viajes, por ejemplo, puede interactuar solo con personas que tengan como tema de interés el turismo, ya las librerías pueden hablar apenas con aquellos que comparten los intereses y el gusto por la lectura, entre otros casos. Teckler es una nueva solución para el mercado de publicidad, con la apertura de nuevas fronteras en los medios en línea.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.