1

HTC vive el año más negro de su historia

htc-firstHace ya más de un año se sabe que la situación financiera de la fabricante de teléfonos HTC es complicada. El problema es tal que al anunciar el nuevo HTC One a comienzos de febrero, fue ampliamente reportado que ese modelo era la “última opción” de la taiwanesa.

Ahora, meses después de su salida al mercado, los resultados no han sido buenos y la situación empieza a reflejarse en las filas ejecutivas de la empresa.

Según un informe publicado por The Verge, al menos tres ejecitivos importantes de la oficina estadounidense de HTC dejaron la compañía. Uno de ellos, Eric Lin, ex gerente de estrategia de producto, tuiteó el lunes: “A todos mis amigos todavía en HTC, sólo renuncien. Váyanse ahora. Es difícil de hacer, pero serán mucho más felices, lo juro”.

Una fuente cercana a la situación de la compañía afirmó a The Verge que “todos los que han escuchado de ellos en Seattle no quieren trabajar ahí (…) están en verdadera caída libre”.

El principal problema de HTC es que todavía no logran una tracción importante en el mercado. Los equipos anunciados el año pasado (One X, One S, One X+) no tuvieron buenos resultados y los modelos de este año han estado plagados de problemas. El alabado One, con su diseño metálico y pantalla 1080p, tuvo severos problemas de stock y todavía no puede lanzar la versión en negro.

Mientras, la otra apuesta de la empresa para 2013, el HTC First, tampoco logró buenas ventas iniciales. El teléfono, el primero en contar con Facebook Home de fábrica, debía ser lanzado como la única manera de obtener el software de la red social, pero la empresa de Mark Zuckerberg finalmente decidió lanzar el programa como una descarga, quitándole potencia al teléfono.

Según cifras no oficiales, el HTC First ha vendido menos de 10 mil unidades. AT&T, el operador que lo vende de forma exclusiva, bajó el precio del equipo de US$ 99 a US$ 0.99 (con un contrato de dos años).

El dominio de Samsung en el segmento Android y la poca disposición de la plana ejecutiva a tomar decisiones difíciles son algunos de los problemas de la compañía taiwanesa. Habrá que ver qué ocurre con HTC en los próximos meses.