1

Gartner: Windows 8.1 está preparado para la empresa

Windows8ALa consultora acaba de anunciar su respaldo Windows 8.1 y acredita que esta nueva versión de sistema operativo supera las principales limitaciones de su antecesor. Las mejoras introducidas, que saldrán a la luz la próxima semana, deben impulsar a las empresas a adoptarlo, a juicio de Gartner, y no sólo en dispositivos de pantalla táctil, sino también en equipos de sobremesa y portátiles.

Mientras que el sistema operativo original de Microsoft presentado el pasado otoño, se centró mucho en su componente táctil, los cambios anunciados en Windows 8.1 deben ser suficientes para que la nueva versión sea adecuada para las empresas, según los analistas de Gartner, Michael A. Silver y Stephen Kleynhans. “A partir de la información ahora disponible, creemos que las funciones de Windows 8.1 deben inquietar a sus detractores”, señalan en el blog de la firma ambos expertos.

Las mejoras incluyen la capacidad de arrancar directamente desde el escritorio, en lugar de hacerlo a través de la pantalla de inicio de Windows 8, y supone también la recuperación del botón de inicio en el escritorio. Esto supondrá para muchos usuarios la vuelta a una interfaz con la que ya están familiarizados y, para Gartner, esto implica que muchos usuarios podrán interactuar con las aplicaciones, como lo hacen en Windows 7.Microsoft no ha ofrecido muchos más detalles, pero Gartner espera que haya solo cambios menores en el escritorio de Windows, lo que garantizará un alto grado de compatibilidad con las aplicaciones de escritorio heredadas de Win32”, subrayan los analistas.

Gartner también aconseja a las empresas que se tomen cierto tiempo para probar sus aplicaciones más importantes en Windows 8.1, de forma que puedan asegurarse de que los editores de estas aplicaciones reciben soporte en Windows 8.1. “En el futuro, Windows probablemente incluirá más actualizaciones, como 8.1, quizás una vez al año”, adelantan los expertos de Gartner.

Su recomendación a las empresas es que consideren la adopción de Windows 8.1, ya que les permitirá renovar sus viejos PCs, siempre y cuando hayan hecho previamente las pruebas de compatibilidad de sus aplicaciones actuales.

Los proyectos piloto relativos a Windows 8 pueden, por tanto, continuar pero deben ser transferidos a la versión beta de Windows 8.1 tan pronto como sea posible, concluyen.