1

OEA: Secretario General Adjunto abre ejercicio de gestión de crisis de seguridad cibernética

Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos
Secretario General Adjunto de la Organización de los Estados Americanos

El Secretario General Adjunto de la OEA, Albert Ramdin, señaló que los ataques cibernéticos se están produciendo en la región con “frecuencia alarmante, a veces con consecuencias desastrosas y de gran alcance”.

En su discurso durante la inauguración de un ejercicio de gestión de seguridad cibernética subregional que tiene lugar en la sede de la OEA en Washington DC, en la que también participó Anne Witkowsky, Vice Coordinadora interina de la Oficina Antiterrorista del Departamento de Estado de Estados Unidos.
Tras la apertura del ejercicio, organizado por el Comité Interamericano contra el Terrorismo (CICTE) de la OEA, el Secretario General Adjunto Ramdin dijo que “este evento llega en un momento muy oportuno”, ya que ha habido un aumento de los ataques cibernéticos en la mayoría de los Estados Miembros de la OEA. “Es importante recordar”, dijo, “que estos ataques no discriminan entre los países grandes o pequeños, poderosos o no, y pueden poner en peligro la infraestructura de nuestros países de manera impredecible e indeseable. Los incidentes cibernéticos apuntan a todo tipo de entidades públicas y privadas, independientemente de los factores sociales, políticos o económicos. Por lo tanto, no estar preparado para un ataque deja a nuestras sociedades vulnerables”.
El ejercicio en respuesta a las crisis de seguridad cibernética, que utiliza el laboratorio de simulación de crisis móvil de la OEA, tiene tres objetivos, explicó el Secretario General Adjunto. En primer lugar, “pondrá a prueba la capacidad de los funcionarios para analizar y mitigar los efectos de un incidente cibernético bien organizado dirigido a diversos tipos de infraestructuras críticas.” En segundo lugar, el ejercicio “pondrá a prueba los mecanismos de comunicación entre los países a la hora de responder a incidentes cibernéticos”, y además, “fomentará el intercambio de mejores prácticas y lecciones aprendidas en la respuesta a las amenazas informáticas, tanto técnicas como a nivel de políticas”.
Desde el primer Ejercicio de Gestión de Crisis organizado por la OEA en Miami en 2011, se celebraron siete más en varios países de las Américas, señaló el Embajador Ramdin. Hoy, agregó, “el mundo es muy diferente, mucho más complejo, y nuestro ejercicio ha evolucionado para coincidir con la cambiante realidad”. Entre los ajustes realizados, dijo el Secretario General Adjunto, se encuentran una actualización de la infraestructura del laboratorio móvil y la inclusión de responsables políticos en los ejercicios, para evitar la “desconexión” entre el personal político y técnico durante las crisis.
“Las amenazas cibernéticas seguirán en este continente”, dijo el Secretario General Adjunto Ramdin en su conclusión. “Esa es una realidad que podemos aceptar. La otra realidad que tenemos que establecer es cómo protegernos a nosotros mismos y cómo nos prepararnos para esa situación”. El alto funcionario de la OEA expresó en particular su gratitud a Estados Unidos por su apoyo al programa, que según él, convirtió al laboratorio móvil “en una destacable realidad”.
Por su parte, Anne Witkowsky Vice Coordinadora interina de la Oficina Antiterrorista del Departamento de Estado de Estados Unidos, dijo que aunque su país ya vio en varias ocasiones el laboratorio móvil en funcionamiento, “ésta será nuestra primera oportunidad de obtener experiencia práctica como participantes del ejercicio con ustedes”.
“Trabajar junto a otros Estados Miembros de la OEA en este primer ejercicio regional será una excelente oportunidad para que podamos explorar nuestras propias políticas y procedimientos para responder a las amenazas cibernéticas, así como nuestra capacidad para colaborar y coordinar las respuestas con nuestros socios en el hemisferio durante un incidente cibernético”, dijo Witkowsky, quien señaló que su país es el objetivo de un número cada vez mayor de ataques cibernéticos.
La funcionaria del Departamento de Estado felicitó a la OEA y el CICTE “por desempeñar un papel tan importante en la coordinación de las iniciativas de seguridad cibernética, incluida la creación de capacidad y facilitación de la cooperación regional”, y dijo que el programa de seguridad cibernética de la Organización “se ha convertido en un foro importante en las Américas para el debate y el intercambio de ideas sobre las tendencias actuales y futuras de seguridad cibernética, así como para proporcionar formación práctica. Estados Unidos continuará apoyando este importante programa y damos la bienvenida al compromiso de la OEA para apoyarlo también”.
El evento reúne a cerca de 50 participantes de 19 Estados Miembros de la OEA, que participan no sólo en ejercicios de gestión de la crisis, sino también actualizaciones e intercambio de mejores prácticas. Los participantes proceden de diversos sectores, incluyendo miembros de los Equipos de Respuesta a Incidentes (CSIRT) nacionales, responsables políticos, responsables de comunicación y especialistas en seguridad, entre otros. El evento concluyó el pasado el martes 25 de junio.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.