1

Microsoft muestra las oportunidades de vender Windows 8 en la empresa

Panos Panay, the general manager of the team behind the Microsoft Surface holds up the new Microsoft Surface tablet pcEl creciente interés de los usuarios corporativos por los tablets, las nuevas categorías de ultrabooks y equipos convertibles, el fin del soporte a Windows XP y la inversión en apps móviles favorecerán el crecimiento de Windows 8 en las organizaciones, y, por ende, del canal de Microsoft.

Tanto grandes como pequeñas empresas están planeando adoptar dispositivos Windows 8 en sus organizaciones, bien porque buscar hacer sus operaciones más móviles empleando formatos tipo tablet, bien porque están desarrollando modernas apps para mejorar la experiencia de sus usuarios. Así lo expuso Erwin Visser, director senior de Windows Commercial en Microsoft, durante su participación en la Conferencia Mundial de Partners, asegurando que, “cualquiera que sea la razón, seguimos viendo un creciente entusiasmo por lo que Windows 8 puede ofrecer. Este entusiasmo, a su vez, crea oportunidades para que nuestros partners puedan crear productos y servicios para Windows 8, que pueden ayudarles a hacer crecer sus propios negocios”.

Según Visser, la inversión de cada uno de nuestros partners hace mediante el desarrollo de ofertas de servicios, nuevas aplicaciones innovadoras y soluciones de integración para Windows 8 es la razón por la que el sistema operativo ha vendido más de 100 millones de licencias hasta la fecha y ha superado las 100.000 aplicaciones en la Microsoft Store en sólo ocho meses desde su lanzamiento. “Estos son grandes logros y muestran un enorme potencial de crecimiento y oportunidades de mercado para nuestros socios en el próximo año”, explica el directivo.

Respecto a las nuevas oportunidades que se abren, Erwin Visser incidió en la creciente demanda de tablets por parte de los usuarios empresariales, asegurando que “Windows 8 es la mejor tablet empresarial”. Asimismo, las compañías requieren de nuevos dispositivos convertibles y ultrabooks que satisfagan sus cambiantes necesidades de negocio, y “Windows 8 ofrece una nueva generación de experiencias de hardware, proporcionando a los partners la oferta más amplia de dispositivos para sus clientes”, afirmó Visser. Junto a ello, el desarrollo de aplicaciones móviles es un área de inversión clave para las empresas, y muchos partners de Microsoft ya se están subiendo a esta tendencia, desarrollando una línea de aplicaciones de negocio personalizadas para los clientes de Windows 8.

A todo lo anterior se añade que el soporte a Windows XP finaliza en abril de 2014, y aunque la mayoría de grandes empresas hayan completado su migración a Windows 7 o están en proceso de migrar a Windows 7 o 8, casi el 30 por ciento de los clientes PYME en todo el mundo todavía tienen todo o parte de su empresa funcionando con Windows XP. Para Erwin Visser, “esto representa una enorme oportunidad para que los partners ayuden a los clientes a cambiar Windows XP por un sistema operativo moderno. Hay que hacer llegar el mensaje, ¡es hora de cambiar!”.