1

IBM continúa reforzándose en la nube con la adquisición de CSL

ibm-smartcloudIBM ha adquirido la firma de software de administración de virtualización CSL International, con el propósito de mejorar las capacidades de nube de sus mainframes z Enterprise System.

IBM ha afirmado que la adquisición de CSL permitirá una administración simplificada de los ambientes de virtualización que soportan los despliegues de nube con su cartera de System z.

El software CSL-WAVE permite a los clientes monitorear y administrar sus z/VM y Linux en ambientes System z con una interfase tipo ‘jalar y soltar’ para simplificar el proceso de conectar servidores virtuales.

Al combinar la tecnología CSL, IBM permitirá a los usuarios administrar todos los aspectos de la virtualización incluyendo CPU, memoria, almacenamiento y redes en pool provenientes de muchos servidores en un solo sistema.

“A medida que los clientes crean ambientes de cómputo más inteligentes, también buscan formas de administrar los costos y la complejidad de TI sin sacrificar la seguridad o la capacidad de crecer”, sostuvo Greg Lotko, ejecutivo de línea de negocios System z de IBM.

“La respuesta que los clientes han dado por la ventaja de tener Linux en System z ha sido enorme: casi se ha duplicado la capacidad que hemos despachado en el primer trimestre del 2013 con respecto al año pasado. Con la adquisición de CLS International, IBM amplía sus capacidades de virtualización de nube, haciendo que sea incluso más sencillo para los clientes aprovechar Linux en System z”.

No se reveló el valor de la adquisición, pero se sabe que se completará en el tercer trimestre.

Es la segunda adquisición de nube que IBM realiza en semanas recientes. La compra de CSL se produce luego de la compra de la firma de infraestructura de computación en la nube SoftLayer la semana pasada, que se añade a su cartera SmartCloud como parte de sus iniciativas en nube pública.

IBM, que le ha dado todo su apoyo al sistema operativo de código abierto OpenStack, ha tenido un crecimiento en sus ingresos por nube de 80% en el 2012.

Matthew Finnegan, Computerworld Reino Unido