1

CEPAL: la igualdad es el principio normativo para un cambio de paradigma

CEPAL
Cepal

El desafío de la reducción de los elevados niveles de desigualdad en América Latina y el Caribe y la necesidad de un cambio estructural para mejorar el acceso de los ciudadanos a bienes y servicios, fueron los temas centrales expuestos por Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), durante la cumbre social de la CELAC en Caracas, este martes 23 de julio.

Bárcena participó en la I Reunión de Ministras, Ministros y Autoridades de Desarrollo Social y Erradicación del Hambre y la Pobreza de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), a la que también asistieron el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Elías Jaua; el Vicepresidente del Consejo de Ministros para el Área Social de Venezuela, Héctor Rodríguez, la Ministra del Trabajo y Desarrollo Social del país, María Cristina Iglesias, y el representante de la FAO para América Latina, Raúl Osvaldo Benítez.

En el encuentro, los ministros y autoridades gubernamentales presentes aprobaron el plan de acción en la lucha para la erradicación de la pobreza y el hambre, tema que será el eje central de la cumbre de este organismo a realizarse en Cuba, el próximo año.

Alicia Bárcena presentó el documento Perspectivas Estructurales de las Desigualdades en América Latina y el Caribe, que profundiza los planteamientos que la CEPAL plasmó en La hora de la igualdad: Brechas por cerrar, caminos por abrir. El nuevo estudio resalta que la igualdad es el principio normativo para un cambio de paradigma en América Latina y el Caribe, que supone difundir a lo ancho del tejido social el desarrollo de capacidades, oportunidades laborales y acceso a prestaciones y redes de protección social, así como la participación de los más diversos actores en su construcción.

Durante su intervención, la Secretaria Ejecutiva resaltó que la desigualdad se manifiesta en múltiples dimensiones sociales, como la distribución del ingreso, la cobertura de protección social, el acceso y la calidad de la educación o el mercado laboral.

Actualmente, la región presenta brechas educativas significativas tanto en acceso como en la calidad de la educación. A su vez, las brechas de productividad conllevan brechas en la calidad del empleo, lo que, a su vez, segmenta el acceso a la protección social. “Situar la igualdad en el centro implica una ruptura con el paradigma económico que ha prevalecido en la región durante al menos tres décadas”, señaló Bárcena.

Esta ruptura pone a la dimensión política en el centro. Se necesitan pactos sociales que garanticen voluntad y sostenibilidad para esta opción del desarrollo. Hoy, los altos niveles de desigualdad persistentes en América Latina están acompañados de una fuerte desconfianza en las instituciones y de altas percepciones de injusticia.

De acuerdo al documento, es indispensable buscar la articulación entre institucionalidad política, organismos públicos, agentes empresariales, trabajadores, y otros actores de la sociedad civil. Para Bárcena, “la relación entre el cambio estructural y la igualdad y la legitimidad política, es de ida y vuelta”.

En su presentación, la alta funcionaria resaltó la necesidad de crecer para igualar e igualar para crecer, a través de políticas macroeconómicas que incentiven la inversión, políticas industriales que fortalezcan sectores, y una sostenibilidad ambiental que permita cambiar patrones de producción y consumo.

El documento también destaca que la situación histórica favorable que viven hoy muchos países de América Latina y el Caribe va en sincronía con esta ruptura. La región cuenta con Estados y gobiernos más proclives a la inversión social, a los mecanismos redistributivos y a las políticas centradas en derechos.

La cumbre social de la CELAC permitió a los participantes intercambiar experiencias acerca de los programas ejecutados en la región en materia de educación, salud y alimentación, así como formular propuestas en estas tres áreas.

La CELAC, integrada por los 33 países de América Latina y el Caribe, nació en Venezuela en diciembre del 2011. La presidencia rotatoria del organismo está actualmente en manos de Cuba, y sus ejes del plan de acción para 2013 son los temas sociales y la lucha contra la desigualdad.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.