1

Video Vigilancia IP: una revolución en el “corazón” del sector industrial

Axis_Marcelo PonteGeneralmente al hablar de instalaciones de video IP nos encontramos con dos tipos principales de sistemas. Por una parte los sistemas dirigidos específicamente a la vigilancia de seguridad industrial, y por otro, aquellos orientados a aplicaciones de gestión o control de determinados procesos.

Aunque ambos tipos de aplicativos pueden coexistir, en pocos casos se desarrollan bajo un mismo sistema. Es en el mundo de la industria en donde se tiene una mayor oportunidad de combinar sistemas de video vigilancia, destinados al control de las entradas y salidas de las instalaciones, con otras aplicaciones complementarias orientadas, por ejemplo, a la gestión de almacenes y stocks.

Tradicionalmente en el sector industrial se solía recurrir a la instalación de dos sistemas independientes de video vigilancia analógicos. Uno dirigido a cumplir el papel de la seguridad, y otro dedicado a la supervisión de procesos y control de las líneas de producción.

La llegada del video sobre IP marca todo un hito tecnológico. Genera nuevas oportunidades de agregar valor al negocio, al vincular la gestión de la seguridad y vigilancia, extrayendo datos de manera funcional, que posibilitan su aplicación como información para añadir inteligencia, analítica y optimización de ciertos procesos industriales.

Es en este escenario que estamos frente a una creciente adopción de sistemas unificados de infraestructuras en los sectores industriales. Estos hacen posible la convergencia de las distintas tecnologías de gestión de una fábrica, reduciendo considerablemente los costos y tiempos en los procesos de producción.

Para soportar una estructura unificada y convergente de producción, es necesario implementar una red de datos Ethernet, que permita clasificar y agrupar en distintas sub-redes interconectadas (VLAN’s o Redes de Área Local Virtuales), los diferentes usos y necesidades de cada una de las aplicaciones de software que precisan las instalaciones para los procesos industriales.

Frente a esta nueva realidad resulta comprensible que las industrias, a la hora de plantearse renovar o incorporar nuevos elementos de video a su sistema, opten por instalar cámaras IP. Éstas se incorporan fácilmente a la infraestructura existente (un sistema de red destinado a controlar los elementos de una producción). Y aprovechan estándares y tecnologías actuales tales como PoE (Power over Ethernet, para la alimentación eléctrica de las cámaras IP, a través de la red), o resoluciones megapixel, entre otras.

Estas son nuevas oportunidades generadas por las tecnologías IP, por medio de las capacidades de convertir a nuestras cámaras de video vigilancia, en un sistema de control de calidad.

Esto permite, además de mantener un control audiovisual sobre personas e instalaciones, supervisar cada uno de los procesos, detectar fallas de equipos, y transformar los datos del video en información valiosa que ayude a las empresas a mejorar sus procesos y aumentar su productividad.

Por ejemplo, es muy habitual que en la industria se trabaje con materias y residuos contaminantes, tóxicos e incluso peligrosos. En este caso el uso del video permite controlar que esos materiales estén confinados en sus zonas de seguridad correspondientes.

De este modo, es posible llegar a gestionar el control sobre quienes, cuándo y cómo se manipulan estas materias, e incluso cómo se administran los residuos industriales para asegurar que la empresa cumpla con la legislación medioambiental vigente.

Otra de las aplicaciones innovadoras del video IP se relaciona con la capacitación del recurso humano. La formación de los empleados es cada día más importante, y si tenemos ejemplos grabados de lo que se debe hacer y de lo que no, podremos organizar seminarios orientados a optimizar los procesos.

Similar es el caso de los riesgos laborales. El que los trabajadores sepan que las instalaciones están controladas por video promueve una cultura de mayor uso de los implementos de seguridad en el personal.

De forma complementaria, un sistema de video con un software de análisis permite, por ejemplo, detectar si un empleado va sin casco y que reciba una alerta en el centro de control para que se le pueda avisar y solicitar que cumpla con la norma o política de seguridad industrial.

Por otro lado, las capacidades de monitoreo y despliegue en línea y en tiempo real de la video vigilancia IP para controlar contingencias o emergencias, abren otro campo de oportunidades de agregar valor a la industria. La información transmitida por las cámaras por medio de redes inalámbricas Wi-Fi, revoluciona la forma de medir el Retorno sobre la Inversión (ROI en inglés) en el caso de los sectores industriales en cuanto a la proyección, eficiencia y competitividad del negocio.

Por Marcelo Ponte, Gerente de Marketing de Axis Communications en Sudamérica