1

Microsoft y Google demandarán a EEUU por las peticiones de información de usuarios

juicio-microsoftLas multinacionales Microsoft y Google demandarán al Gobierno de Estados Unidos para preservar su derecho a revelar más información sobre las peticiones de datos confidenciales de sus usuarios realizadas por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA).

Las empresas tecnológicas Microsoft y Google demandarán al Gobierno de Estados Unidos para preservar su derecho a revelar más información sobre las peticiones de datos de usuarios realizadas por la Agencia de Seguridad Nacional, según han anunciado este sábado.

“Ambos estamos preocupados con la continuada reticencia del Gobierno de permitirnos publicar los datos suficientes relacionados con las órdenes que emanan de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA, por sus siglas en inglés)”, el mecanismo que utilizaba la Agencia de Seguridad Nacional, señala el vicepresidente ejecutivo de Microsoft, Brad Smith, en el blog corporativo.

Microsoft y Google presentaron la demanda en junio con el fin de “mantener el derecho de poder desvelar información adicional” al público sobre estas peticiones del Gobierno estadounidense. En el comunicado, sin embargo, no aclaran cuándo formalizarán dicha demanda.

Las negociaciones que han mantenido con el Departamento de Justicia en las últimas semanas han fracasado tras acordar en hasta seis ocasiones la prórroga del plazo para responder a las demandas interpuestas, según Smith, que se ha mostrado “decepcionado” por la falta de una respuesta de la Administración estadounidense a las demandas interpuestas.

“Continuaremos en el proceso de litigio con la esperanza de que los tribunales mantengan nuestro derecho de hablar más libremente”, subraya el vicepresidente de Microsoft. “Nuestra esperanza es que los tribunales y el Congreso garanticen que nuestras salvaguardias constitucionales prevalezcan”, añade.

El exanalista de la CIA Edward Snowden entregó documentos a los diarios anglosajones ‘The Guardian’ y ‘The Washington Post’ que confirmaban el acceso de la Agencia de Seguridad Nacional a datos personales con el beneplácito de las empresas tecnológicas, que hasta ahora han negado haber proporcionado un “acceso directo” a sus sistemas.

La FISA obstaculiza la difusión de la cantidad de peticiones realizadas por las autoridades, si bien el Gobierno estadounidense anunció esta semana que cuantificará las solicitudes realizadas durante los últimos doce meses.

Una medida que ha sido aplaudida por el vicepresidente de Microsoft, aunque enfatiza en su blog que “el público se merece y la Constitución garantiza más que este primer paso”. Smith aboga por diferenciar entre peticiones de metadatos,