1

La mayor amenaza a la que están expuestas las compañías

Toda empresa está expuesta cada vez a más amenazas informáticas.
Toda empresa está expuesta cada vez a más amenazas informáticas.

Toda empresa está expuesta cada vez a más amenazas informáticas. Ya sea por el desarrollo de códigos maliciosos, malware, ataques informáticos, entre otros frentes, tanto en las computadoras de escritorio como en los dispositivos móviles. Sin embargo, según los especialistas, la base para implementar una estrategia de seguridad efectiva es EDUCAR A LOS EMPLEADOS.

En la actualidad existen técnicas como el phishing donde el usuario recibe un e-mail de una persona conocida de la corporación que tiene como objetivo extraer información confidencial o el robo de identidad. Este delito, según especialistas, le cuesta sólo a México cerca de 9 millones de dólares por año. Aunque también está la posibilidad que el empleado pierda su dispositivo móvil o le sea robado.

En este sentido, según la encuesta Digital LifeStyle de F-Secure, el 61% de las personas utilizan sus dispositivos móviles para la vida privada y profesional. Por su parte, ESET realizó un estudio en Latinoamérica donde el 40,40% de los encuestados almacena información corporativa en su smartphone, tableta o laptop. Se entiende así que la información sensible está expuesta al robo del dispositivo, la inseguridad de las redes inalámbricas públicas y los especialistas en extraer información de terceros.

“Es igual de importante implementar una solución de seguridad para móviles, que permita protegerlos de códigos maliciosos y mensajes no solicitados y brinde la posibilidad de borrar remotamente la información en caso de que el aparato sea extraviado o robado”, sostiene André Goujon, Especialista de Awareness & Research de ESET Latinoamérica.

SEGURIDAD: EL MAL USO DE RECURSOS AMENAZA A LA RED CORPORATIVA

“No adoptar ningún tipo de medidas equivaldría a dejar una casa o automóvil abiertos durante todo el día”, agrega.

Esto demuestra el riesgo al que están expuestas las empresas, ya sea puertas adentro como afuera. Por lo tanto, es importante que las compañías implementen una política de educación a sus empleados sobre el cuidado de la información sensible que se complemente con la estrategia de seguridad corporativa.