1

Nube gana penetración en México y potencia el negocio de las compañías

La nube se ha transformado en una alternativa excelente para las compañías que no cuentan con gran presupuesto.
La nube se ha transformado en una alternativa excelente para las compañías que no cuentan con gran presupuesto.

Las soluciones en la nube se han convertido en una excelente alternativas para las empresas mexicanas, gracias a su tecnología permite almacenar información y le da flexibilidad a los modelos de negocios de las organizaciones.

Según la consultora IDC, en México el gasto en la nube creció en comparación con 2012 un 33%, lo que confirma que el Cloud Computing ha dejado de ser una tendencia para ser una realidad. Las empresas han comprendido que esta tecnología puede ofrecer herramientas que permiten sacar un diferencial competitivo, donde el 85% de las compañías de más de 100 empleados han implementado alguna solución en la nube.

EL BIG DATA EXIGE ALGO MÁS QUE SÓLO ALMACENAMIENTO

Por su parte, en el segmento de las pequeñas y grandes empresas encontramos apenas una penetración del 43%, aunque se estima que esta cifra se irá incrementando para fin de año. Siguiendo a la consultora, si se compara la inversión en la nube con el año pasado, se puede observar que ha superado al gasto en PCs, software y servicios, donde uno de los principales consumidores de esta tecnología es el sector púbico.

“A nivel industria o sector económico, el gobierno es uno de los que más ha adoptado Cloud Computing en su operación de TI, así como el Retail o sector comercio, además del sector servicios como empresas de transporte, hospitales, y hotelería, que ya han visto los beneficios de las soluciones en la nube, disminuyendo el costo total de propiedad y agilizando la operación de TI”, según Edgar Fierro, Director General de IDC México.

A su vez, de cara al futuro, el 48% de las compañías en México ya están buscando alguna solución con un proveedor de servicios, como centro de datos, proveedor de hardware o servicio, lo que se conoce como IaaS, PaaS y SaaS (respectivamente por sus siglas en inglés), ya que pueden acceder a ciertas tecnologías con un costo menor que si compraran la infraestructura en sí.

De esta forma, la nube se ha transformado en una alternativa excelente para las compañías que no cuenten con el presupuesto necesario para hacer una gran inversión, pero sí están dispuestas a extender su negocio  recurriendo a un proveedor de servicios que les brinde la infraestructura o las plataformas adecuadas para tender a sus clientes.