1

Nuevas soluciones para una ciudad más segura en Latinoamerica

andrea-axis¿Sabe usted lo que está pasando en su ciudad en este momento? ¿Cómo están siendo utilizados los parques y los espacios públicos? ¿Y acerca del vandalismo? ¿Se está previniendo? En su opinión, ¿existen áreas que se beneficiarían con mayores medidas de seguridad y vigilancia?

Esas preguntas podrían ser respondidas con la integración de un sistema de monitoreo en una central única de control para parques, plazas, avenidas y edificios públicos que fortalezcan al gobierno a poner en práctica planes para una ciudad más segura. Un sistema integrado les otorga a las personas la posibilidad de acceso a información relevante para sus propósitos, que da beneficio tanto a los responsables por la seguridad como a los ciudadanos.

Hay diferentes retos para cada tipo de instalación, sin embargo existen soluciones tecnológicas que pueden superarlos. Cuando se trata de video vigilancia, cada lugar tiene sus propios obstáculos. Una plena integración a través de un sistema centralizado e interconectado es la mejor manera de aprovechar los resultados de un sistema de vigilancia eficiente. Administrar una ciudad y sus alrededores es complejo. Siempre hay un número elevado de incidentes que podrían ocurrir, desde el simple congestionamiento del tránsito hasta casos de vandalismo o delincuencia.

Es vital que las cámaras en uso sean capaces de apuntar con precisión a un determinado objetivo o lugar, al cometerse alguna acción delictiva. En este caso, la cámara también es importante para proporcionar detección de audio con la ayuda de un micrófono. La adición de un altavoz tiene un efecto negativo para el delincuente.

Sitios públicos, como plazas y estacionamientos, requieren tanto una visión amplia como un buen zoom, por lo que es importante contar con cámaras con movimiento horizontal, vertical y zoom (PTZ) exactos. Incluso con las sombras y reflejos de luz, el zoom digital puede ofrecer una visión general y detallada de cómo el sitio está siendo supervisado en su totalidad. Además, observar grandes áreas con imágenes en HD de aspecto 16:9 permite que cualquier actividad en curso sea percibida.

El estado de las carreteras y el tráfico también son importantes para los vehículos de emergencia y su capacidad para llegar a su destino lo más rápido posible. La policía o quien está supervisando el incidente en la cámara, necesita ser capaz de leer las matrículas de los coches desde una gran distancia y tener un enfoque rápido de los objetos en movimiento para seguir el suceso en tiempo real, con el fin de hacer una evaluación de los hechos más adelante.

Por supuesto, la idea de una supervisión centralizada e integrada está muy bien en la teoría. El principal desafío en la implementación de un plan de este tipo proviene de los propios ciudadanos. La gente quiere ser monitoreada para sentirse segura, pero sin invadir su privacidad.

Sin embargo, esto no es necesariamente un problema. En una ciudad vigilada por cámaras de seguridad, estas pueden ser colocadas y direccionadas hacia los espacios públicos y no hacia los edificios residenciales y comerciales.

El sistema de video vigilancia como herramienta ayuda a mantener una ciudad más segura. Por ejemplo, se pueden instalar cámaras en lugares como parques y edificios públicos para convertirlos en una extensión de la fuerza de policía para la recopilación de pruebas. Por ejemplo, si un oficial se encuentra en la patrulla, puede ver lo que está sucediendo en un parque, tanto a través del teléfono como en su computadora sin salir de su vehículo.

En un futuro, la integración de sistemas de monitoreo ayudará en los procesos de supervisión para atender a las necesidades complejas de una ciudad en desenvolvimiento.

Andrea Sorri, Director de Desarrollo de Negocios de Axis Communications

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!