1

Oracle integra debugger DTrace en su distribución Linux

logo_oracleOracle ha integrado plenamente la muy esperada herramienta de debugging DTrace para Linux en el más reciente release de su distribución Linux, lo cual permitiría que los administradores y desarrolladores averigüen la causo de los problemas en el desempeño con más exactitud.

Oracle Linux 6.5 también incluye un kernel actualizado y soporte para Linux Containers, que permite que un solo kernel se encargue de varias máquinas virtuales Linux en un servidor.

De manera similar a la distribución CentOS, Oracle Linux es en gran medida una copia de Red Hat Enterprise Linux (RHEL), versión 6.5 que Red Hat lanzó el mes pasado. Oracle sí incluye en el paquete su propio kernel -el core de un sistema operativo- adaptado para mejoras en la seguridad, así como herramientas administrativas adicionales. Tanto la edición de Oracle como la de Red Hat se encuentran dirigidas al uso empresarial. (La distribución CentOS 6.5 -realizada por voluntarios- también fue lanzada recientemente).

Por primera vez, el kernel modificado de Oracle, Unbreakable Enterprise Kernel Release 3, está instalado como el kernel por defecto para la distribución; el kernel RHEL también se encuentra incluido en el paquete como alternativa. Como resultado, Oracle Linux ahora soporta desde el origen el framework de trazado dinámico DTrace, aunque todavía se requiere que se descargue de forma separada. Oracle Linux 6.4 ofrecía a los usuarios una forma de descargar e instalar DTrace, aunque requería cambios en el kernel.

Originalmente desarrollada por Sun Microsystems, que fue adquirida por Oracle en el 2010, DTrace puede ayudar a los desarrolladores a hacer debug, o trazar, los problemas que ocurren en un sistema. Conocido por su rigurosidad al documentar el comportamiento de un sistema, el software fue originalmente diseñado para la distribución Solaris Unix de Sun, y los administradores han pedido por mucho tiempo una versión que corra también en Linux.

DTrace permite que los administradores y desarrolladores “tengan una visión profunda del sistema operativo y entiendan qué está consumiendo recursos”, indicó Markus Flierl, vicepresidente de ingeniería de Solaris. El software no solo puede investigar los problemas con el sistema operativo, sino también identificar problemas potenciales con las aplicaciones y el stack de networking.

“Si su cliente se está quejando de que algo está corriendo lento, uno puede ir y ver si hay un problema sucediendo en el sistema operativo, o si se encuentra en el stack I/O. Obtendrá una visión ‘de arriba abajo’, un solo panel para ver qué está pasando”, indicó Flierl. Con un DTrace ‘a bordo’ un servidor también permitirá que otras herramientas de debugging de Oracle, como las que se encuentran en Oracle 12c, usen las instrumentaciones de DTrace, indicó.

Con la introducción de Linux Containers en Linux Oracle 6.5, los usuarios ahora tienen otra opción para virtualizar las cargas de trabajo. En este enfoque, el kernel del servidor puede manejar cualquier número de máquinas virtuales Linux, y cada una de ellas se encontrará aislada de las otras. El software de administración Linux Control Groups asegura que a cada container se le asigne una cantidad seleccionada de memoria, CPU y discos I/O. Oracle también proporciona plantillas para configurar rápidamente los containers.

Otras actualizaciones en el paquete Oracle Linux soportan las más recientes tecnologías en networking de Infiniband, sistemas de archivos, procesadores y discos de estado sólido.

Joab Jackson, IDG News Service

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!