1

Cómo mejorar la escalabilidad de un centro de datos

Cómo mejorar la escalabilidad de un centro de datos

La escalabilidad puede llegar a ser tan costosa que el crecimiento veloz de una empresa no siempre es algo positivo. Afortunadamente, hoy en día existen nuevas tecnologías que pueden ayudar a una empresa a crecer de manera rápida y eficiente, dejando atrás algunas de las dificultades de tener que expandirse a un centro de datos.

En lugar de enfrentarse a un desembolso de capital que brinde nuevos ingresos, estas innovaciones harán que el impacto de mudarse a un centro de datos sea menos complicado.

La mayoría de las grandes compañías saben que pueden contar con Microsoft, HP y otras grandes empresas para adquirir módulos enteros de centros de datos que proporcionan una escalabilidad muy ágil, pero a un alto costo.

Hoy en día, los más grandes fabricantes eléctricos, incluyendo Siemens, Snyder, PDI y Universal Electric ofrecen electroductos de alimentación que proporcionan una mayor flexibilidad para añadir módulos.

Otro reto al escalar un centro de datos es decidir cuándo invertir en servidores y cuántos agregar. Suelen haber aumentos en la demanda, pero es difícil predecir cuándo ocurrirán y qué hacer cuando no se requiera la capacidad extra.

La respuesta podrían ser las Enterprise Pools, una infraestructura de IBM que funciona con los servidores de la misma empresa. Ahora, los centros de datos pueden agregar y eliminar procesadores virtuales y memoria para incrementos en uso o por mantenimiento. No es necesario pagar por la capacidad extra, sino solamente por la cantidad de servidores que se requieran.

Por otro lado, cuando se habla de escalabilidad de centros de datos, los sistemas de almacenamiento de archivos tradicionales pueden llegar a ser limitados. Cuando se tiene un servicio en línea con cientos o miles de usuarios, los sistemas pueden trabajar correctamente, pero escalar a un millón o más de usuarios se convierte en una tarea de gestión, ya que los administradores del centro de datos deben dirigir varios volúmenes.

La respuesta a este problema se encuentra en el almacenamiento de objetos. La idea es utilizar un sistema simplificado de identificación para los archivos. La identificación atraviesa múltiples volúmenes de almacenamiento y hace referencia al lugar en que el objeto se encuentra almacenado. Se adjuntan metadatos al archivo para que sea más sencillo localizarlo a través de varios volúmenes y ya no se depende de la jerarquía o mecanismos de bloqueo. El ‘object storage‘ crea un único sistema de gestión de almacenamiento, lo cual ayuda con la escalabilidad.

Los administradores de centro de datos necesitan ajustar automáticamente el almacenamiento conforme cambian las necesidades de una aplicación, pero puede ser difícil saber cuándo escalar hacia arriba y cuándo escalar hacia abajo, pero hoy en día, la organización automática por niveles analiza la frecuencia de uso de una aplicación que aprovecha la velocidad adquirida al utilizar discos de estado sólido.

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!