1

Los altos ejecutivos valoran la data pero no saben qué hacer con ella

Los ejecutivos buscan utilizar mejor sus datos.
Los ejecutivos buscan utilizar mejor sus datos.

Los altos ejecutivos de hoy se están esforzando por transformar sus negocios y rodearlos de data, pero la mayoría tiene problemas conectando los puntos. Eso, según un nuevo reporte de KPMG Capital, un fondo de inversión global creado por KPMG International en noviembre, ideado para invertir en innovación en data y analítica (D&A).

“Muchos antes que el término ‘big’ fuera aplicado a los datos, las organizaciones  tenían problemas encontrándole sentido a toda la información que tenían”, dice Mark Toon, CEO de KPMG Capital. “Durante los últimos cinco años ese foco en los datos ha comenzado a cambiar. Hoy, el tema ya no es acerca de tener la mayor cantidad de datos, pero sí acerca de utilizarla mejor. En resumen, cómo convertir la data en conocimiento, y ello en ventaja para el negocio”.

“La data está en todas partes, diciéndonos todo”, añade. “¿Pero las compañías realmente saben dónde buscar? La realidad es que convertir montañas de datos en analítica de negocio no es tan inmediato como la gente cree”.

En agosto, FT Remark, un servicio de investigación del Financial Times Group, encuestó a 144 CFOs y CIOs en organizaciones globales en representación de KPMG Capital. Las organizaciones tenían más de mil millones de dólares en ganancias.

La encuesta encontró que más del 99 por ciento de las organizaciones cree que la data y la analítica es al menos un poco importante para sus negocios con un 69 por ciento que piensa que es crucial o muy importante. Un 56 por ciento dice que han cambiado su estrategia de negocios para cumplir los retos de datos y analítica -generalmente para aumentar su capacidad para analizar big data.

Pero si bien estos ejecutivos reconocen el valor, un 96 por ciento dice que aún no aprovechan otros beneficios. Es más, un 85 por ciento dice que enfrenta retos al implementar las soluciones correctas para analizar e interpretar adecuadamente la data que tiene y un 75 por ciento dice que encuentra difícil esta práctica para tomar decisiones alrededor de datos y analítica. Muchos (un 40 por ciento) dice que pelea con integrar tecnología de datos en sus sistemas y modelos de negocio actuales.

Los ejecutivos no están seguros de cómo convertir sus empresas en organizaciones centradas en datos

La raíz de estos retos, según KPMG, es que, mientras las organizaciones conocen la importancia de los datos y la analítica, no entienden por completo cómo, o al menos cómo crear el ambiente correcto para una transformación basada en datos. Más de la mitad dice que no está seguro de qué data recolectar en primer lugar.

“Uno de los principales retos, en nuestra experiencia, es que la mayoría de ejecutivos tiene una visión muy limitada de los datos y de lo que le pueden preguntar a los servicios de analítica”, dice Toon. “Ya no es solo sobre la administración de la data o de la tecnología; es sobre ser capaz de utilizar la data para diversos propósitos y aprender nuevas cosas sobre el negocio. Y al hacer eso, mejorar el rendimiento”.

Por otro lado, KPMG dice que el hecho que los ejecutivos están expresando sus dudas sobre sus datos y las capacidades de la analítica significa que están comenzando a preguntar las preguntas correctas y a pensar más estratégicamente sobre el valor de la data y la analítica. Para atacar estos problemas, las organizaciones necesitan cambiar en varios aspectos.

Descifrando los datos y la analítica

En primer lugar, las organizaciones necesitan cultivar una fuerza de trabajo analítica.

“Los ejecutivos necesitan encontrar formas para animar a su fuerza de trabajo a ser más analítica en la toma de decisiones”, dice Brad Fisher, líder de D&A para KPMG en los Estados Unidos. “Desde ahí, las organizaciones deberían comenzar rápidamente a ver la analítica mejorar el rendimiento general de sus empleados, su rendimiento operacional y su rendimiento en ventas”.

Del mismo modo, las organizaciones necesitan romper sus almacenes de datos para obtener una visión de 360 grados de ellos, ya sea que estén dentro o fuera de la organización. Y ese no es necesariamente una jugada de tecnología.

“El reto es utilizar los datos internos con analítica para darle poder a los sistemas”, dice Eddie Short, líder EMA para KPMG. “Pero la realidad es que esto no significa necesariamente nuevos sistemas y herramientas; sino más bien juntar inteligencia de negocios con big data y utilizar ello para las estrategias de TI”.

Quizás lo más importante, la llave para llevar cualquier iniciativa de datos o analítica, es comenzar a preguntarse exactamente qué se quiere conseguir.

“Entrar en el negocio e identificar las hipótesis clave no es lo más fácil de hacer en un principio, pero es más eficiente y efectivo hacerlo desde el inicio”, dice Anthony Coops, socio en KPMG en Australia. “Juntar toda la data posible en un lugar y esperar para que aparezcan nuevos indicios raramente -o nunca- entregará resultados con sentido”.

Fuente: CIO / Thor Olavsrud / 17-01-14

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!