1

¿Qué va a significar para los CIO el Internet de las Cosas?

theinternet_of_thingsLas estimaciones sugieren que unos cincuenta mil millones de dispositivos se conectarán a Internet en 2020. Las encuestas dicen no obstante que las empresas son reacias debido a problemas de integración, seguridad y costo.

En un reciente artículo el analista de Frost and Sullivan Andrew Milroy predice que este año se van a generar más datos por máquinas, o cosas, que por seres humanos. Por esta razón 2014 está destinado a ser el año en el que el foco de tanto compradores como vendedores de TI se vuelva hacia el Internet de las Cosas, término acuñado por Kevin Ashton, cofundador del Auto-ID Center del MIT, cuando él y su equipo crearon el sistema de estándar global para RFID y otros sensores.

Cincuenta mil millones de objetos conectados, pero a las empresas no les importa

Además de dispositivos multimedia como computadores, teléfonos o herramientas de comunicación, estas “cosas” incluyen termostatos, sistemas de iluminación, de seguridad, equipos de oficina, electrodomésticos, sensores médicos o de estado físico, equipamiento de fábricas, granjas, etc. O, basado en la definición de Cisco, “todo” significa “cualquier cosa con un botón de encendido/apagado”.

Algunos escépticos argumentan que los gurús tecnológicos llevan años proclamando lo mismo, desde que Ashton acuñó el término Internet de las Cosas en 1999, pero que poco ha cambiado más allá de la conexión de dispositivos electrónicos y multimedia. Poco, excepto el bombo, que continúa escalando cada año.

Según un estudio de los analistas de Forrester, Christopher Mines y Michele Pelino, hay un mínimo de adopción del mundo conectado entre los clientes empresariales. “Nuestro informe sobre redes y telecomunicaciones de 2013 muestra que más del 50 por ciento de las compañías no tienen interés ni planes de implantar capacidades de máquina-a-máquina o de Internet de las Cosas, mientras que sólo el 8% dicen que han implantado alguno de estos sistemas.”

La falta de interés, según Forrester, comienza con las preocupaciones por la seguridad (37%), seguido por el costo (32%), tecnología inmadura (25%), problemas de integración, migración, instalación, o regulatorios.

Aún así ABI Research predice que más de treinta mil millones de dispositivos estarán conectados de manera inalámbrica a Internet de las Cosas para 2020; Cisco dice cincuenta mil millones. ¿Cómo va a afectar esto a las organizaciones y a las decisiones que los CIO tienen que tomar respecto a la futura conectividad de las “cosas”?

El Internet de Todo afectará a todos los negocios y sectores

Mines y Pelino sugieren que los CIO deben relacionar las tecnologías del mundo interconectado con los beneficios para el negocio. “Los CIO van a ser un catalizador crucial para que sus organizaciones capturen las oportunidades emergentes y exploten el potencial de las soluciones del mundo interconectado”, escriben. “Las aplicaciones y servicios basados en el posicionamiento y conscientes del contexto, van a cambiar cómo las compañías se relacionan y atienden a sus clientes. Los CIO deben tender la línea entre lo que es posible desde una perspectiva tecnológica y lo que es significativo para el negocio”.

Milroy, de Frost & Sullivan, dice que la “explosión” de la actividad del Internet de las Cosas en los próximos años vendrá impulsada por “la conjunción de los sensores de bajo coste, el cloud computing, la analítica avanzada de datos y la movilidad”. El transporte y la logística representan hoy las mayores oportunidades de negocio para un ecosistema de Internet de las Cosas, añade.

La implantación de sensores de bajo coste dentro de las cosas que mueven productos, y que operan dentro de los productos en sí, abre enormes oportunidades más allá de la optimización de la cadena de suministro, afirma Milroy. Hay grandes ganancias por obtener en múltiples industrias, transporte, sanidad, farmacéuticas, fabricación, energía, seguridad, telecomunicaciones, finanzas, seguros, y muchas más. Prácticamente todos los sectores serán parte del mundo interconectado.

Los analistas de Forrester dicen que los CIO tienen cuatro prioridades respecto al Internet de las Cosas:

1. Identificar oportunidades de negocio

2. Asociarse con las empresas líderes para asegurar que la organización y las habilidades están alineadas

3. Abordar los problemas de seguridad y privacidad

4. Evaluar y expandir las habilidades de software del personal.

“Muy pocos sistemas del mundo interconectado son llave en mano y, por eso requieren experiencia en arquitectura, integración y desarrollo ágil”, escriben Mines y Pelino. “La implantación de estos sistemas requerirá grupos de trabajo conjuntos de tecnología y negocio con expertos analíticos en operaciones, instalaciones y desarrollo de producto”.

Finalmente, mientras todas estas “cosas” se esperan que estén habilitadas para IP, la industria de TI necesitará adoptar protocolos estándar para obtener el potencial real del Internet de las Cosas, afirma Milroy. “Las ‘cosas’ pueden no poder comunicarse entre sí y las personas que se ocupan de ellas. Ahí tenemos un riesgo de crear un ‘Internet de Silos’”.

J.D.Sartain / CIO.com

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!