1

Usar dispositivos personales sin comprometer la seguridad

Pablo Kulevicius, Director de Seguridad para BlackBerry en Latinoamérica
Pablo Kulevicius, Director de Seguridad para BlackBerry en Latinoamérica

Los dispositivos móviles están tan integrados en nuestras vidas que no dudamos en efectuar todo tipo de operaciones con nuestros smartphones o tablets, desde hacer compras o depósitos bancarios hasta revisar el correo electrónico laboral.

Estos dispositivos se han convertido en nuestro asistente personal para la vida profesional y para la vida cotidiana, y por eso cada vez más empresas están adoptando entornos que admiten dispositivos personales en el sistema corporativo (tendencia Bring Your Own Device o BYOD, por sus siglas en inglés). Según Forrester Research, Inc., en 2016, 350 millones de empleados utilizarán smartphones y 200 millones conectarán su dispositivo personal a la red corporativa.

Actualmente, el crecimiento de la tendencia BYOD es un gran desafío y, al mismo tiempo, una gran oportunidad para empresas y organizaciones gubernamentales. La posibilidad de acceder a datos y mensajes de correo electrónico laborales fuera de la oficina beneficia a los empleados. Pero para otorgarles a los dispositivos personales acceso a recursos corporativos, muchos departamentos de TI han flexibilizado los estándares y el nivel de seguridad con el objetivo de encontrar una forma económica de conectar diferentes dispositivos a través del firewall.

En una encuesta global a ejecutivos, el 49 % aseguró que la complejidad de proteger las múltiples fuentes de datos es uno de los principales desafíos, mientras que el 48 % dijo que no tenía conocimiento suficiente sobre la seguridad para el acceso móvil.(1)

En la informática móvil, la seguridad es más efectiva cuando se implementa una solución integral, en vez de medidas de seguridad agregadas o superpuestas. Tener varios productos de seguridad de terceros en un entorno multiplataforma dista de ser la solución ideal, ya que esa estructura puede exponer ciertos equipos a violaciones de seguridad o causar interrupciones en la experiencia de usuario.

Este decaimiento en el nivel de seguridad preocupa tanto a las empresas —porque el personal de TI reduce las funciones de administración— como al usuario final —ya que se deshabilitan del dispositivo funciones principales, como la navegación web o el acceso a tiendas de aplicaciones—. En este caso, el CIO se ve obligado a marginar la inversión en movilidad para concentrarse solo en el correo electrónico y en las actualizaciones. Hacer eso es dejar pasar una oportunidad de transformar el negocio. Hoy en día, encontrar un buen equilibrio entre la experiencia de usuario y la seguridad es el factor más importante para el éxito del CIO.

Para contar con un nivel óptimo de seguridad, las empresas deben buscar soluciones que cumplan con los requisitos corporativos y que provean tres capas de seguridad: en el dispositivo, en el servidor y en la red.

Con la solución móvil adecuada, no es necesario que las empresas comprometan los requisitos de seguridad para que los empleados puedan usar los dispositivos que quieran. El desafío, entonces, es evitar que el entorno de seguridad móvil sea invasivo para la experiencia de usuario.

Al implementar entornos BYOD, la clave es ofrecerles a los empleados una tecnología que les permita pasar de tareas corporativas a tareas personales y viceversa con mayor eficiencia. Es decir que el smartphone o tablet debe permitirles hacer lo mismo que una computadora de escritorio: ajuntar archivos en mensajes de correo electrónico, navegar en Internet, alternar entre un entorno de trabajo y un entorno personal, acceder a aplicaciones como Documents to Go y mucho más. Estas funciones ayudan a empresas de cualquier tamaño y de cualquier industria vertical a reducir el costo total de propiedad brindándoles a los empleados la posibilidad de usar dispositivos seguros que cubran sus necesidades de trabajo.

Otra consideración importante a tener en cuenta con respecto a las soluciones de seguridad para entornos BYOD es que el mercado ha demostrado la superioridad de los sistemas de administración y de las infraestructuras que admiten múltiples dispositivos con diversos sistemas operativos. Como la tecnología móvil evoluciona tan rápidamente, las empresas deben contemplar soluciones que provean la flexibilidad necesaria para adaptarse a futuros avances tecnológicos.

Para los empleados, lo mejor de un entorno BYOD es tener acceso a funciones de uso personal y laboral desde un mismo dispositivo, que se asegura de proteger los datos y mantenerlos separados. Con la solución BYOD adecuada, las empresas encontrarán un buen equilibrio entre la seguridad, la experiencia de usuario y el costo total de propiedad.

Por Pablo Kulevicius, Director de Seguridad para BlackBerry en Latinoamérica

(1) Economist Intelligence Unit: Secure data access in a mobile universe, 2012.

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!