1

El desafío de la publicidad digital

Multipantallas, objetos 3D, gamificación, interactividad y uso ininterrumpido de dispositivos móviles táctiles con cámaras y sistemas de geolocalización son tendencias que revolucionarán aún más la publicidad digital, inmersa en la búsqueda de lenguajes más amables para cautivar mejor con sus historias.

<p>Imagen de un teléfono móvil de última generación. EFE/Andrew Gombert</p><br />

Imagen de un teléfono móvil de última generación. EFE/Andrew Gombert

La tecnología en la publicidad digital está permitiendo experiencias de usuario que hasta hace poco tiempo eran inimaginables. Por ejemplo, conducir un vehículo deportivo desde cualquier pantalla, acceder a los detalles del último dispositivo móvil de moda a partir de modelos 3D o calcular el seguro del coche de forma sencilla y divertida con técnicas de gamificación (aplicación de esquemas de videojuegos).

Así lo han explicado en una entrevista con EFEfuturo responsables de la multinacional de servicios de publicidad digital Sizmek, la antigua DG (que integra Mediamind), que trabaja con mas de 5.000 agencias y tiene presencia en medio centenar de países, en vísperas del Congreso Mundial de Móviles (MWC, sus siglas en inglés), que comienza el lunes en Barcelona.

Su director en España, Pedro Travesedo, y el de Innovación, Manuel Ferreiro, han explicado que, a nadie sorprende ya ver imágenes de automóviles que saltan de la pantalla del ordenador a un dispositivo móvil para dar a conocer una marca, ni juegos publicitarios en los que el teléfono “inteligente” se convierte en mando para disparar contra un PC y hundir barquitos, porque la tecnología está permitiendo cosas “increíbles”.

No obstante, han añadido, ello no debe hacer olvidar que la razón última de esas estrategias es llegar de lleno a lo más profundo del consumidor con mensajes que calen de verdad y ello requiere de lenguajes acertados y bien adaptados a esas nuevas tecnología.

Según Ferreiro, en este mundo de la publicidad digital existen todavía retos importantes que resolver, como una mejor adaptación del lenguaje publicitario a esas nuevas técnicas.

En su opinión, se necesitan nuevos recursos que faciliten las aventuras y los recorridos por los anuncios al consumidor; por ejemplo, con procedimientos sencillos y naturales para pasar de unas funcionalidades a otras.

Para Ferreiro, los contenidos de la publicidad digital habrían de combinarse mejor con la información; eso no significa publireportajes pero sí contenidos “más amables” y un acceso a nuevos canales como las redes sociales con lenguajes más individualizados.

La interactividad desde dispositivos móviles debería ser también más sencilla e innovadora, por ejemplo, a partir de simples movimientos del dispositivo en cuestión o accionando botones de fácil uso; asimismo las estrategias publicitarias podrían volcarse aún más en las redes sociales, con lenguajes individualizados para cada una de ellas.

Ha recordado que el fenómeno multipantalla está permitiendo posibilidades infinitas en el mundo de la publicidad digital.

A la reciente explosión de dispositivos “inteligentes” se suma ahora una nueva generación de accesorios con innovadoras funcionalidades y conectados a internet, con pantallas a las que se accede desde cualquier lugar y momento.

El “paradigma” de lo que se conocía como “on line” ha dejado de ser lineal, según Ferreiro; los espectadores no se sientan ya ante el televisor a esperar qué se emite, sino que son ellos quienes deciden qué ver, cuándo y dónde; además con un consumo en varias pantallas a la vez, lo que permite acciones “muy potentes” en publicidad digital.

Ha destacado el impacto del uso de todo tipo de recursos multimedia e internet en la publicidad desde un solo “site” para públicos masivos, combinado con esa “inteligencia tras las bambalinas” que implica reutilizar la ingente cantidad de datos personales de los que disponen las empresas para teledirigir sus anuncios a individuos muy concretos y en tiempo real, en función de sus necesidades, gustos, o aficiones.

En su opinión, todas esas herramientas están permitiendo enfocar la publicidad digital hacia objetivos muy precisos con gran efectividad, frente a aquellas antiguas estrategias en las que se intentaba “matar moscas a cañonazos”.

POR: AMAYA QUINCOCES RIESCO MADRID/ EFEFuturo

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.