1

Los pagos NFC basados en cloud computing se asoman en Barcelona

mc-visa hce

La semana pasada, Visa y Mastercard hicieron público su respaldo oficial a la tecnología HCE (de emulación de tarjeta alojada), que permite hospedar capacidades de pago móvil y cartera digital en la nube y no en el elemento seguro del dispositivo, Secure Element (SE). Varias empresas ya anunciaron sus soluciones para este tipo de pagos en Barcelona.

MasterCard acaba de anunciar que publicará una especificación para realizar pagos NFC HCE, mientras que por separado (pero el mismo día, el pasado 19 de febrero) Visa también dijo que prestará soporte a pagos HCE, dentro de su programa Visa Ready. Un planteamiento muy diferente al modelo NFC basado en la tarjeta SIM que hasta ahora ha favorecido a los operadores, según detalla la analista de Ovum, Eden Zoller.

El Mobile World Congress de Barcelona también está sirviendo para que los proveedores de tecnología anuncien su apoyo a los pagos HCE basados en la nube. Entre las presentaciones figuran una solución desarrollada por el proveedor de la plataforma de m-commerce, Proxana, y el especialista en seguridad Cryptomathic.

“El respaldo de Visa y MasterCard a HCE resulta significativo y sin el apoyo de las principales redes de tarjetas de pagos no tendría razón de ser esta innovación. La tecnología recibió otro impulso en noviembre pasado cuando Google incluyó HCE en la última versión de Android (Android 4.4 o KitKat). Se trata de dos anuncios muy importantes en la misma línea”, subraya Eden Zoller, analista de Ovum.

De hecho, tanto Visa como MasterCard han reconocido que en su decisión ha influido favorablemente este anuncio de Google. No obstante, el auge de HCE no garantiza el futuro de los pagos vía NFC, ya que influirán aspectos relacionados con los gustos de los consumidores y de aceptación comercial.

Incluso, como apuntó la propia consultora en un informe al respecto, “la perspectiva de un mundo dominado por los pagos de proximidad vía móvil basados en la nube no es un escenario que guste a los operadores, que prefieren la alternativa vía tarjeta SIM, que les confiere el máximo control sobre este modelo de negocio y mayores ingresos”.

Por ello, es posible que se favorezca un modelo restrictivo a la entrada de terceros, en particular un modelo de alquiler de SIM que ya han adoptado algunos operadores. Con ese modelo, otros proveedores tienen acceso a la SIM, a cambio de una “cuota de alquiler”, pero con un acceso limitado a la prestación de servicios, la experiencia del usuario y la relación con el cliente.

La escasa flexibilidad de esta propuesta no favorece la implicación de empresas de comercio móvil, bancos, desarrolladores de apps, comerciantes y otros posibles jugadores, que quieren mayor control sobre su propio servicio. Como consecuencia, muchos de ellos están respaldando otras alternativas no controladas por los operadores.

“Ahí es donde entran en juego HCE, que permite evitar efectivamente la dependencia de los operadores y de sus tarjetas integradas, sustituyéndolos por servicios remotos en la nube, en un modelo más abierto y accesible para bancos, compañía de crédito, etcétera. Esta opción podría abrir el mercado NFC a una mayor innovación y competencia, pero a expensas de los operadores móviles”, remata la consultora.

 

Francisco Carrasco, PCWorld en Español

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.