1

¿Cómo reforzar la seguridad tras el adiós de Windows XP?

¿Cómo reforzar la seguridad tras el adiós de Windows XP?
¿Cómo reforzar la seguridad tras el adiós de Windows XP?

MUNDO EJECUTIVO
Por Francisco Ferrara, Director de Servicios para México de la unidad de negocio TCIS y Especialista en Seguridad en Unisys

A partir del 8 de abril, Microsoft tiene previsto descontinuar el soporte para Windows XP y los equipos que todavía ejecutan este sistema operativo, pueden quedar expuestos a múltiples vulnerabilidades. Los sistemas de misión crítica que operan este sistema son muchos y ampliamente utilizados, entre los más comunes se encuentran: tarjetas de crédito y débito, puntos de venta, cajeros automáticos, registros electrónicos de salud, entre otros. Esto significa que las empresas tendrán que reforzar sus medidas de seguridad y tomar medidas inmediatas para proteger los entornos XP.

Si bien Microsoft hizo el anuncio hace tiempo, migrar a otro sistema operativo es un proceso costoso y duradero que suele extenderse entre 1 y 3 años, dependiendo del tamaño de la estructura de cada empresa. En otros casos, hay organizaciones que no pueden migrar debido a que las aplicaciones críticas no son compatibles con otros sistemas operativos.

Actualmente, Windows 7 es el sistema más utilizado del mundo con un 47.31 % de usuarios, seguido por Windows XP que posee el 29.53 %, tendencias que se repiten en América Latina y en Argentina. Las instituciones financieras representan una parte importante de este porcentaje, por eso aquellas que aún no realizaron el proceso de migración o no cuentan con el presupuesto necesario para completarlo es importante que consideren otras alternativas.

¿QUÉ HACER ANTE ESTO?

Cuando Microsoft deje de lanzar parches de seguridad para las nuevas amenazas que aparezcan, es probable que los entornos XP estén altamente monitoreados por eventuales atacantes. La mejor manera de abordar esta cuestión es aislar los sistemas críticos que ejecutan XP del resto, lo que reduce en gran medida la superficie de ataque para toda la infraestructura. Para esto existen soluciones que permiten volver indetectables los múltiples dispositivos que utilizan Windows XP y los vuelven sólo visibles para aquellos usuarios autorizados.

Estas soluciones proponen una forma alternativa para reducir los riesgos en aquellas máquinas que deban seguir usando Windows XP, la cual aísla los equipos con Windows XP del resto de sistemas de la compañía y, como si estuvieran en cuarentena, evita que cualquier persona sin autorización pueda ver o ingresar a esos equipos en la red. Estas soluciones permiten que los datos críticos sean invisibles para cualquiera que no tenga permisos, previniendo el impacto de problemas de seguridad y accidentes.

Estimamos que el 13 % de las organizaciones que actualmente ejecuta XP continuará utilizándolo después de abril de 2014, dejando potencialmente vulnerables sus sistemas de seguridad. Es clave tomar las medidas adecuadas, ya que las aplicaciones de misión crítica que operan con XP son muchas y muy importantes, con lo cual hay que tomar las precauciones necesarias.

Lo fundamental es que aquellas empresas que operan con Windows XP se informen y doten de la tecnología adecuada para continuar ofreciendo un servicio seguro a los usuarios.

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!