1

Actualización de Oracle Solaris funciona bien con OpenStack

MarkHurd_Oracle_1Oracle se ha convertido a la religión de la nube. Luego de inicialmente haber ‘cerrado las puertas’ al concepto de nube considerándolo un exceso publicitario, Oracle ha introducido una actualización de Solaris que incluye una distribución de la plataforma de administración de nube OpenStack, prometiendo tiempos más sencillos para los clientes de Oracle que corren ambientes de nube mixtos.

Solaris 11.2 integra varios componentes de OpenStack, incluyendo el tablero Horizon, el módulo de cómputo Nova, el módulo de red Neutron y el módulo de almacenamiento en bloque Cinder. Fue lanzado el martes como una beta pública y tiene programada su disponibilidad general para el verano [septentrional], indicó Markus Flierl, vicepresidente de desarrollo de software de Solaris.
“Estamos transicionando Solaris de ser un sistema operativo tradicional a ser una plataforma de nube completa”, sostuvo el ejecutivo.
OpenStack es una colección de componentes de código abierto que pueden ser usados para establecer servicios de cómputo en demanda sobre equipos virtualizados, incluyendo la infraestructura como servicio. Proporciona “un solo panel”para administrar los múltiples hipervisores.
El soporte en Solaris permitirá a los clientes construir tanto nubes Solaris como de OpenStack para enlazar los dos ambientes, lo cual significa que estarán en capacidad de administrar las máquinas virtuales de Oracle junto con sus máquinas KVM y ESX desde el mismo tablero.
También podrán aprovechar las nuevas características en Solaris, incluyendo una que se llama Unified Archive, que les permitirá empaquetar una imagen de OpenStack de múltiples máquinas virtuales usando una plantilla y desplegándola en minutos, de acuerdo a Flierl.
Agregar soporte de OpenStack a Solaris es un gran paso para Oracle, que generalmente anima a sus clientes a seguir una estrategia de “Oracle sobre Oracle” y nunca ha puesto mucho énfasis en la interoperabilidad. Ya ofrece suficientes herramientas, incluyendo algunas en Solaris, para correr una nube totalmente Oracle.
En una entrevista, Flierl afirmó que su equipo ahora tiene “las aprobaciones” de Oracle para contribuir con código y apunta a estar “en sincronía con la comunidad contestataria”. Comenzará con controladores específicos para Oracle y contribuirá con otros componentes a medida que redoblan sus esfuerzos en el desarrollo, indicó.
Si Oracle abre el código para características como Solaris Zones o su avanzado sistema de archivos ZFS, eso sería una bendición para los usuarios de OpenStack, sostuvo el ejecutivo, pero queda por saber si ello sucederá.
Sin embargo, esta no es la primera vez que Oracle trabaja con otras plataformas de nube; el año pasado dio a los clientes luz verde para correr aplicaciones de Oracle en la nube Azure de Microsoft.
El soporte para OpenStack es parte de una amplia actualización de Solaris. Oracle también promete una mejora en el rendimiento de hasta 17% para su tecnología declustering RAC, mediante una característica llamada Kernel Mode Acceleration. Además afirma que puede reducir la utilización de la memoria y mejorar el desempeño de las aplicaciones a través de una tecnología de predicción de memoria que analiza las necesidades de las aplicaciones.