1

Chile apuntala penetración de Banda Ancha en Latinoamérica

Indice IDBA del BID

De acuerdo con un informe del Banco Interamericano de Desarrollo, los países del Cono Sur lideran el desarrollo de servicios de Banda Ancha en la región, seguido por los países de Centroamérica. La subregión caribeña evidencia los mayores rezagos.

El promedio de los 26 países latinoamericanos incluidos en el índice alcanzan una nota de 4,37 en el Índice de Desarrollo de Banda Ancha (IDBA). En contraste, los países integrantes de la OCDE tienen un IDBA de 6,14. Chile logra una nota combinada de 5,57 en el IDBA, seguido por Barbados con 5,47 y Brasil con 5,32.

El IDBA combina 37 indicadores y cada uno de ellos tiene asignada una nota del 1 (menos desarrollo) a 8 (mas desarrollo) para producir el índice general. Los indicadores se seleccionan en base a cuatro pilares: las políticas públicas y la visión estratégica, la regulación estratégica, la infraestructura, y, las aplicaciones y el conocimiento.

“En una sociedad moderna, banda ancha es el ingrediente clave de la agenda de la política pública para acelerar el crecimiento económico y la reducción de la desigualdad”, dijo Antonio García Zaballos, quien encabeza la iniciativa de banda ancha en el BID.

El ranking se encuentra en el nuevo sitio web DigiLAC del BID, con datos de todos los países de la región y más de 15.000 municipios. Fue divulgado en el marco de un seminario que se lleva a cabo en el BID sobre la experiencia de Corea y sus lecciones sobre el desarrollo de América Latina y el Caribe. Corea es uno de los países con mayor desarrollo de banda ancha en el mundo.

La subregión del Cono Sur tiene la mayor penetración de banda ancha con una nota de 4,87. El Caribe es la región más rezagada, con un índice de 3,72. En cambio el índice de Centroamérica es de 4,26 superando ligeramente a la Región Andina con 4,13.

Una sociedad conectada es una sociedad próspera

Según un estudio reciente del BID, un aumento del 10 por ciento en la penetración de servicios de banda ancha en la región significaría un incremento medio del 3,2 por ciento del PIB y un aumento de la productividad de 2,6 puntos porcentuales.

Para que estos beneficios puedan producirse, las empresas, los legisladores y reguladores y otros agentes de influencia tienen que trabajar coordinadamente para enfrentar la brecha digital que existe entre la región y las economías más dinámicas del mundo; y entre las zonas urbanas y las rurales en los mismos países.

Por otra parte, los servicios de oferta de banda ancha han ido en aumento en América Latina, con un crecimiento anual de entre 16 por ciento y 18 por ciento.

Sin embargo, el mayor cuello de botella para la banda ancha es su alto costo para los usuarios. El precio promedio de la banda ancha es casi 8 veces mayor al de los países de la OECD. A esto se suma la falta de coordinación entre los sectores público y privado para el desarrollo de una agenda digital de país.

“Es clave contar con marcos regulatorios adecuados que promuevan la competencia, transparencia y seguridad jurídica requerida para estimular la inversión necesaria,” agregó García-Zaballos.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.