1

El futuro del trabajo (y de la vida)

Años atrás, Los Supersónicos trataban de imaginar cómo sería nuestra vida en el año 2062.
Años atrás, Los Supersónicos trataban de imaginar cómo sería nuestra vida en el año 2062.

Juan Pablo Jiménez, Citrix para Latinoamérica y Caribe
MUNDO EJECUTIVO

Años atrás, una caricatura- Los Supersónicos (The Jetsons)- trataba de imaginar cómo sería nuestra vida en el año 2062. Más allá de los autos voladores, viajes a la luna y robots domésticos, la serie animada mostraba un cambio en la vida laboral de las personas: jornadas laborales más cortas para tener más tiempo para el ocio y entretenimiento, y el uso de videoconferencias para poder hablar con su jefe, pero también para comunicarse con su familia.

50 años después, el mundo laboral sigue cambiando, y si bien algunos de esos cambios no son idénticos a los que Los Supersónicos mostraron, sin dudas las tecnologías actuales nos están llevando a construir espacios de trabajos móviles dónde la flexibilidad, el acceso a la información laboral desde cualquier lugar y dispositivo y la colaboración, son la clave para ser más productivos.

No te pierdas nuestra sección especial BYOD

Año a año surgen nuevas tecnologías, software y aplicaciones diseñadas con el objetivo de que el trabajo y la vida sean más fáciles. Por ejemplo, el advenimiento del VPN hizo posible obtener acceso al correo electrónico y sitios de intranet.

Hoy, la virtualización de aplicaciones permite el acceso remoto a todas las aplicaciones Windows desde dispositivos no corporativos y las conferencias web hicieron posible asistir a reuniones aunque no estemos en la oficina. A medida que la movilidad se va convirtiendo en la norma, “hay una aplicación para eso” parece surgir como un nuevo mantra.

A la vez, el uso de dispositivos personales en el ámbito laboral empieza a crecer impulsado por programas formales como BYOD o por la necesidad de los empleados de acceder a su información fuera de la oficina, ante una urgencia o para aprovechar tiempos muertos- por ejemplo, al viajar hacia una reunión.

La combinación de la vida laboral y personal se vuelve una realidad y por eso las empresas deberán buscar la mejor forma de entregar datos y aplicaciones de forma segura a dispositivos que no son de su propiedad. En este punto, entra en juego el espacio de trabajo móvil. Un espacio de trabajo portátil y siempre conectado, independientemente de dónde se encuentre el empleado y qué dispositivo elija utilizar.

¡Te invitamos! Regístrate GRATIS a nuestro nuevo WEBCAST: Reinventando la movilidad con BYOD

Pero, ¿qué se necesita en un espacio de trabajo móvil completo? Para que las personas obtengan el máximo provecho de estas nuevas soluciones, un espacio de trabajo móvil debe incorporar las siguientes características:

1. Acceso a las aplicaciones. El número de aplicaciones que utilizamos es cada vez mayor. Y en este contexto, el departamento de IT debe entender que ya no basta con brindar acceso seguro a las aplicaciones de Windows. Ahora, las aplicaciones móviles y SaaS (software como servicio, por sus siglas en inglés) se están utilizando cada vez más y debe ser capaz de permitir el uso seguro de estas aplicaciones. Un espacio de trabajo móvil tiene que proporcionar acceso a todas las aplicaciones que una persona quiera utilizar para ser más productiva.

2. Acceso a los datos corporativos. Para realizar nuestro trabajo, es fundamental tener acceso a todos los datos que necesitamos para hacerlo. Ya sea a un documento de Word, una presentación o los datos de contacto de los clientes.

3. Acceso a herramientas de colaboración. Cuando nos encontramos fuera de la oficina, la posibilidad de seguir trabajando con colegas y clientes es muy importante. Un espacio de trabajo móvil debe incluir herramientas que permitan colaborar, realizar videoconferencias y compartir archivos como si estuviéramos en la oficina.

4. Acceso a intranet y otros recursos internos. No siempre es fácil tener acceso a los recursos corporativos, aplicaciones y datos, cuando estamos fuera del servidor seguro corporativo- pero es clave que se pueda. Es necesario que el departamento de TI cuente con herramientas para darles acceso seguro al contenido corporativo a aquellas personas que trabajan fuera de la LAN empresarial. Un espacio de trabajo móvil debe hacer esto posible, proporcionando un acceso transparente al contenido detrás del firewall del dispositivo y luego de realizadas las comprobaciones de identidad adecuadas.

5. Acceso a contenidos en cualquier lugar y dispositivo. Hoy en día, las personas trabajan desde varios lugares, utilizando una combinación de dispositivos personales y corporativos. Y, para volver este contexto aún más desafiante, la mayoría de los trabajadores utilizan más de 3 dispositivos en un día determinado. Un espacio de trabajo móvil debe ser accesible desde todos los dispositivos, independientemente de la ubicación en la que la persona se encuentre, sin resignar seguridad.

6. Flexibilidad para que pueda prestar servicios en cualquier red y desde cualquier nube. Los servicios de TI ya no son simplemente brindados del centro de datos local o a través de la red LAN. Estos servicios deben ser capaces de funcionar en cualquier nube (privada, pública o híbrida) y entregados a través de cualquier red (LAN, WAN, 3G/4G, etc.). Un espacio de trabajo móvil debe permitir la flexibilidad necesaria para albergar los servicios en el lugar más adecuado y entregarlos, con una gran experiencia de uso, a través de cualquier red.

Sin dudas, la movilidad empresarial está creando nuevas posibilidades que traen consigo una mayor flexibilidad, acceso a la información y productividad. La clave está en tomar la decisión y avanzar hacia este cambio que creemos tendrá un impacto muy positivo en los negocios.

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!