1

La nube podría transformar la gestión operativa y de servicios en aeropuertos

Estudio Amadeus
Altos directivos del sector aeroportuario debaten acerca del potencial de la nube para reducir los costos, mejorar la eficiencia y transformar la experiencia del pasajero. La tecnología en la nube está adquiriendo la inercia para su expansión, a pesar de los persistentes temores acerca de su resiliencia, privacidad y riesgos.

 

La gerencia de la actividad y servicios en aeropuertos es cada vez más conscientes de la necesidad de apostar por los sistemas de computación en la nube a fin de mejorar la eficiencia operativa en un mercado que plantea numerosos desafíos, según un esclarecedor informe publicado por Amadeus.

De acuerdo con un informe del proveedor de software para la industria turística, Amadeus, el aumento de la presión tanto por parte de los grupos de interés como de los competidores obliga a los aeropuertos a aumentar la eficiencia del uso de los recursos de tecnología de la información para operar de forma efectiva y trabajar de un modo más colaborativo con las aerolíneas; al tiempo que buscan fuentes de ingresos alternativas para seguir siendo competitivos. El informe indica que la estrategia de modernización de los sistemas de uso compartido constituye una forma de abordar estos retos en un momento en el que el acceso a los últimos modelos de informática en la nube está al alcance de la mano.

Bajo el título IT makes sense to share: making the case for the cloud in Common Use airport technology (La lógica de compartir las TI: argumentos a favor del uso de la nube en la tecnología aeroportuaria de uso común) el informe se sirve de las opiniones de más de una veintena de altos ejecutivos del sector de las tecnologías de la información aplicadas a la industria aeroportuaria para indagar en el argumento empresarial a favor de la adopción de sistemas de uso compartido basados en la nube por parte de los aeropuertos.

Asimismo, los resultados de la investigación revelan que el sector está preparado para adoptar la última generación de soluciones comunitarias para maximizar el rendimiento operativo y comercial. No obstante, algunos aeropuertos aún albergan dudas acerca de la resiliencia, privacidad, seguridad y riesgo, a pesar de que el informe sugiere que la opinión general sobre estos asuntos está cambiando de forma gradual.

Michael Ibbitson, CIO del aeropuerto de Gatwick en Londres y uno de los contribuidores al informe, señaló: «Los sistemas actuales dependen de tecnología desfasada y aún no han adoptado las cualidades revolucionarias de Internet. Todas las aerolíneas que utilizan nuestro sistema CUPPS[1] necesitan llevar a cabo una integración local, in situ. El sector de la aviación ha tratado de abordar este problema mediante el desarrollo de los estándares CUTE[2] y CUPPS, aunque estas medidas parecen haber reforzado la actual estructura en lugar de promover el cambio. Es el momento de adoptar la tecnología tan pronto como sea posible y promover un cambio fundamental en las soluciones tecnológicas para la aviación».

Por su parte, John Jarrell, Head of Airport IT, Amadeus, comentó: «Los aeropuertos de todo el mundo necesitan buscar nuevas formas de competir y maximizar el valor de sus recursos en un momento en el que la presión en el aspecto económico está aumentando. La última generación de plataformas comunitarias basadas en la nube tiene la capacidad de revolucionar la forma en que se prestan servicios de tecnología de la información en los aeropuertos. Los proveedores especializados en la nube pueden contribuir a reducir los costes para los aeropuertos gracias a las economías de escala, entre otras muchas ventajas que confieren a los aeropuertos la flexibilidad necesaria para prestar un mejor servicio a sus clientes».

Una plataforma basada en la nube – agregó John Jarrell – puede ayudar a los aeropuertos a ahorrar una cantidad de energía similar a la que necesita un Volkswagen Golf‎ para dar la vuelta a la Tierra veintisiete veces[3] al año, si, por ejemplo, un 75% de las trescientas terminales de trabajo de un aeropuerto tipo pasaran a utilizar clientes ligeros. Realmente se trata una mejora considerable en comparación con los tradicionales sistemas CUTE o CUPPS. ¨La cuestión ahora es si los aeropuertos están listos para arriesgarse y saltar a la nube. Nuestro objetivo es iniciar el debate en la comunidad aeroportuaria¨.

Entre las conclusiones del informe cabe destacar que:

Los sistemas comunitarios han evolucionado poco desde que se creara CUTE en 1984, que aún sigue siendo más popular que el más reciente CUPPS, que data de 2009. Los aeropuertos consultados encuentran estas plataformas desfasadas, inflexibles, complejas, lentas, voluminosas y consideran que tienen una estructura de costos poco eficiente, lo cual afecta al conjunto del ecosistema aeroportuario. Por lo tanto, resulta obvio que existe margen de mejora.

La tecnología que facilita la informática en la nube ha evolucionado rápidamente en los últimos años. Desde que el sistema CUPPS fuera implantado por vez primera en 2009, han surgido nuevas tecnologías, tales como la virtualización de aplicaciones[4], que han mejorado considerablemente las redes, y nuevos dispositivos móviles que han hecho viable el cambio a la nube.

La tecnología en la nube tiene el potencial de revolucionar los sistemas aeroportuarios. Entre las principales ventajas, se encuentran la reducción de los costes de equipos y mantenimiento, el ahorro de espacio físico gracias a la eliminación de los servidores, la optimización de los procesos de certificación y la flexibilidad en cuanto a la ubicación a la hora de procesar la facturación y el embarque, ayudando así a los aeropuertos y a las aerolíneas a mejorar el servicio que prestan a los pasajeros.

Muchos aeropuertos aún comparten dudas y titubeos con respecto a la nube. La mayoría de estas preocupaciones —como las relacionadas con aspectos como la resiliencia, la privacidad, la seguridad o el riesgo— han sido solventadas gracias a que los proveedores de servicios en la nube han convertido estos asuntos en su principal prioridad.

 

[1] CUPPS: Siglas en inglés de Common Use Passenger Processing System, un estándar creado por la IATA en 2009.

[2] CUTE: Siglas en inglés de Common Use Terminal Equipment, un estándar creado por la IATA en 1984.

[3] Environmental Comparison of the Relevance of PC and Thin Client Desktop Equipment for the Climate, 2008 – Fraunhofer Institute for Environmental, Safety and Energy Technology UMSICHT.

[4] Virtualización de aplicaciones: disociación de las aplicaciones de los equipos

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.