1

Explotando el poder del cloud computing mediante la transformación de aplicaciones

hp-capoEl crecimiento en la adopción de los servicios en la nube o cloud computing ha sido impulsado por la mayor cantidad de aplicaciones que se ofrecen mediante esta modalidad y nuevos modelos de negocio basados en la conectividad móvil. De acuerdo con IDC Latin América Public Cloud Forecast 2013, en Chile la adopción de servicios de TI basados en el Cloud público crecerá 67% durante el presente año.

El desarrollo de las nuevas tecnologías y medios de pago son los pilares en los que se basan los nuevos modelos de negocio que pueden implementarse en la nube. En Chile el crecimiento de las tarjetas de crédito emitidas por instituciones bancarias, según cifras de la Superintendencia de Bancos (SBIF), a abril de 2013 alcanzó los 6,4 millones; mientras que las tarjetas no bancarias emitidas hasta el primer semestre del mismo año llegaron a los 14,9 millones, lo que da un total aproximado de 21,3 millones de tarjetas. De esta forma, en Chile cada persona tendría 1,25 tarjetas. Esta situación, entre otras, implica mayores necesidades de gestión y almacenamiento de enormes volúmenes de datos, con seguridad y eficiencia operativa. Para satisfacer esta demanda es necesario el respaldo de un proveedor integral de tecnologías que faciliten y enriquezcan la experiencia del cliente y, a su vez, contribuyan a incrementar la rentabilidad del negocio.

Sin embargo, la implementación de la nube representa un desafío para las empresas, en cuanto a cómo optimizar los recursos con una solución que se adapte a sus reales necesidades. Para entregar rápidamente nuevos servicios al mercado, las empresas deben desplegar nuevas aplicaciones y modernizar las heredadas para la nube. Con un capital restringido, plazos cortos y complejidad de migración, los equipos de TI están luchando por administrar la migración. Y, una vez logrado, deben garantizar la continuidad de las aplicaciones críticas, so pena de exponerse al riesgo de daño a la imagen de la compañía y a perder su cuota de mercado en beneficio de sus competidores.

Para maximizar las ventajas de la infraestructura de la nube, el departamento de TI necesita capacidades de administración de datos que puedan seguir el ritmo de la nueva dinámica de las infraestructuras de servicio compartido. Esto significa una administración de información que pueda hacer un seguimiento de los rápidos cambios de recursos y cargas de trabajo, a la vez que se mantiene un control multiempresa seguro de los datos y el acceso a ellos. También, significa la optimización de la retención de datos y los grupos de recursos subyacentes para una administración rentable y un acceso rápido a información crítica.

Para los líderes de negocios, la nube cambia la forma en que las empresas crean y entregan nuevas soluciones comerciales. Como cualquier paradigma de nueva tecnología, los servicios de la nube son aditivos, por lo que  es probable que se mezclen en un ambiente híbrido, el cual combina los beneficios de las aplicaciones locales con las de la nube pública. Así, las compañías debieran ver su cartera de servicios en forma holística, lo que implicará encontrar un intermediario confiable entre la gestión de la nube y entornos heterogéneos, el cual proporcione una base flexible para las nubes híbridas.

En la actualidad, nuevas tecnologías reducen esta complejidad, abordando áreas como la gestión del ciclo de vida, la automatización, la seguridad, la gestión del rendimiento y la conformidad. Soporte para servicios de aplicaciones, plataformas e infraestructuras; los intermediarios en la gestión de la nube y entornos heterogéneos proporcionan una base flexible para las nubes híbridas.

Por otro lado, es necesario contar con la experiencia y dominio, conocimiento sobre aplicaciones y capacidades de planificación estratégica, respaldados por herramientas de desarrollo con patente en trámite, software, tecnología de aliados que permita el rápido descubrimiento de los activos de TI y la mejor estrategia de modernización para cada aplicación en base a sus impulsores de negocios.

Todo esto nos hace reflexionar acerca del grado de aceleración de las estrategias de negocio para la optimización de procesos de adopción de servicios empresariales basados en la nube, en proveedores con infraestructura propia, que permitan a las empresas aumentar la flexibilidad de entrega de sus servicios y que simultáneamente optimicen costos. Es esencial que las empresas alineen el modelo adecuado con el servicio correspondiente, lo cual implica que necesitan construir, consumir y administrar los servicios necesarios en la nube en forma efectiva y segura.

Pedro Capó– HP Enterprise Services Especialista en soluciones de aplicaciones para el mercado chileno 

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!