1

5 Tendencias que determinan el futuro inmediato de los centros de datos

Javier Pezúa
Por Javier Pezua, Brand Manager de Soluciones de Servidores de Dell para América Latina.

Mega tendencias como Big Data, Cloud Computing, Movilidad, BYOD y las tecnologías definidas por software están reescribiendo las reglas de las TI hoy en día.  A los CIOs se les pide soporte a estas nuevas aplicaciones y modelos de uso, a la vez que se les exige operar de manera más eficiente y rentable. La presión sobre las organizaciones de TI es más intensa que nunca, no solo para la operación del día a día, sino en poder reaccionar de manera rápida a los cambios en el negocio. 

Tomemos como ejemplo el Big Data. En una compañía que adopte esta tecnología, las unidades de negocio empezarán a demandar análisis en tiempo real y una mayor inteligencia en sus operaciones de TI. El departamento de marketing podría requerir enviar mensajes a teléfonos móviles basados en el historial de compra de los clientes, su actividad en redes sociales, ubicación, y otros datos; sin embargo, ese mismo departamento de marketing también pretenderá continuar operando su sistema convencional de gestión de clientes (CRM por sus siglas en inglés) y docenas de otras aplicaciones en la misma infraestructura. Los centros de datos deben contar con la flexibilidad para satisfacer todas estas necesidades, y además poder manejar los picos de utilización inteligentemente, sin incurrir en grandes gastos o subutilizando los recursos.

Para hacer frente a estos desafíos es necesario contar con mayor simplicidad en las soluciones, la infraestructura y las herramientas usadas para monitorear y gestionar las operaciones. Además se necesita mayor agilidad en la infraestructura de TI, que ofrezca flexibilidad y escalabilidad, una infraestructura que pueda ser fácilmente configurada, disponible en bloques incrementales, y que pueda adaptarse rápidamente a los cambios del negocio.

En Dell, hemos identificado las siguientes tendencias que creemos tendrán un impacto en el centro de datos:

1. Los paradigmas del cómputo a hiperescala  empezarán a adoptarse masivamente. Empresas de Internet como Google, Facebook y Amazon están construyendo y aplicando sus propias tecnologías y centros de datos, los cuales son observados muy de cerca por otras empresas debido a los beneficios en flexibilidad y eficiencia que logran. Aun teniendo en cuenta las diferencias entre las compañías Web y las empresas tradicionales, los fabricantes comienzan a aprovechar los principios de diseño de los centros de datos a hiperescala  para satisfacer las necesidades empresariales más genéricas – pero de una manera que funcione para cada negocio.

En cuanto al hardware, esto significará una mayor densidad, un uso más eficiente de la energía, almacenamiento de conexión directa (DAS) y un mayor énfasis en las capacidades de modularidad y escalabilidad horizontal (scale-out). En el software, habrá un mayor uso de las tecnologías de código abierto como OpenStack, Hadoop y NoSQL, que son especialmente adecuadas para el manejo de la computación en la nube y el Big Data. Con estas tendencias, la línea divisoria entre la infraestructura de hiperescala y la empresarial continuará desapareciendo.

2. La Infraestructura Convergente va ganando terreno. Para nuevos proyectos, los centros de datos adoptarán, cada vez más, un enfoque basado en Infraestructura Convergente, donde los silos operativos que ahora existen para el almacenamiento, servidores y networking dan paso a una arquitectura unificada: Sistemas integrados que se venden y gestionan como una sola unidad.

3. El Almacenamiento Flash en los servidores para una experiencia “inmediata”. La relación entre servidores y almacenamiento continuará evolucionando a medida que los clientes demanden resultados inmediatos, ya sea una página web que cargue instantáneamente o una aplicación que responda en dos segundos o menos. La tecnología Flash Caché pone los datos de acceso más frecuente más cerca del servidor, minimizando así, el viaje de datos desde el almacenamiento hasta el servidor. Aunque ya existen productos específicos de tecnología flash en los  servidores, las organizaciones obtendrán más valor de la tecnología flash integrada entre el servidor y la SAN para así acelerar el rendimiento de aplicaciones sin sacrificar la disponibilidad.

4. Los Microservidores resolverán requerimientos de nicho. Eficiencia energética, alta densidad y diseño que permita el ahorro de espacio son factores clave que hacen de los microservidores una línea de productos atractiva para tareas que no son extremadamente intensivas en cómputo. Adicionalmente, hay algunas aplicaciones que simplemente no se pueden virtualizar y los microservidores jugarán un papel cada vez más importante en estos casos. Los microservidores también, son ideales para las compañías de hosting de TI que brindan servidores físicos en vez de virtuales, o almacenamiento donde el costo por GB es crítico. La adopción de microservervidores aumentará, sobre todo con las continuas innovaciones en tecnologías ARM de 64 bits y x86.

5. La gestión móvil del centro de datos. La gestión de los centros de datos seguirá siendo una prioridad. La buena noticia es que los administradores, que no hace tanto tiempo usaban dispositivos para recibir alertas y monitorear el centro de datos, encontrarán un número creciente de opciones para la supervisión, gestión y automatización de la infraestructura desde un dispositivo móvil. Alertas recurrentes, interfaces y navegación intuitivas, y vistas personalizadas brindarán a los administradores la capacidad de gestionar el centro de datos en cualquier momento y lugar.

La industria de la tecnología nunca es aburrida, estamos siendo testigos de algunos momentos especialmente emocionantes. La tarea de la administración de un centro de datos nunca será simple, sin embargo estas tendencias mueven a la gestión de TI en una dirección de mayor simplicidad, modularidad y eficiencia.

Conéctese a la actualidad tecnológica e informática cada mañana. ¡Suscríbase gratis a nuestro Newsletter!

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.