1

¿Qué es lo que se espera de un liderazgo de Calidad?

business huddle

 

CIO.com |Por Sharon Florentino

 

¿Cuál es la característica de la calidad más importante que debe tener un líder: ¿Disciplina, liderazgo, compromiso? ¿La capacidad de motivar a otros? No, no, no y no. La respuesta es una alta dosis de IQ emocional, o lo que se conoce en términos sencillos como empatía.

Durante una carrera profesional de 30 años, Kevin Allen , autor y profesional de las relaciones públicas, quien además ha estado detrás de las campañas como la de MasterCard “Priceless”, entre otras, afirma que ha visto un cambio en la manera como las empresas se acercan a la manera de ejercer o de dar a conocer su mentalidad de liderazgo. Ellos se han alejado de la perspectiva de “mando y control”,  a un enfoque más suave, centrada en el cliente.

“Solía ​​ser que la dirección de la empresa, la cultura, la estrategia fueron  impulsados ​​desde la parte superior hacia abajo y se consideró necesario tener una mentalidad de” tipo duro “en posiciones de liderazgo”, dice Allen. “Pero ahora, eso es todo impulsado por la demanda. El cliente tiene un mayor control, y lo que quieren es involucrarse con la comunidad; interactuar  para que sus inquietudes y necesidades sean escuchadas y conocidas. Y eso está creando un cambio total del camino, que alcanza, inclusive, los niveles directivos más altos.”

La flotabilidad en el liderazgo

Allen utiliza el término “flotación” para describir la nueva mentalidad de un liderazgo más deseable.

-Los líderes que emplean la flotabilidad en su estilo de gestión, no tienen que ver con la entrega de una directiva, sino con la atención de la  de la audiencia, sus inquietudes y necesidades. Y esto aplica también al personal que labora con ellos. “Entre todos deciden hacia dónde dirigir el negocio y las energías”.

“Todo el mundo tiene la capacidad de ser empático, para ser boyante, y así nos encontramos con que estamos gastando tiempo con los clientes en el desarrollo de estos rasgos”, dice Allen. “Junto con estos, la autenticidad en sus interacciones se están convirtiendo en importantes cuando se trata de ser sensible a los empleados y clientes”.

“Definitivamente ha habido una evolución en el liderazgo, la sensación de que las empresas necesitan tener diferentes expectativas sobre lo que es mejor para los clientes y socios. El volver una y otra vez para concretar un negocio con su empresa”, dice Jack Cullen, director general de contratación, dotación de personal y consultoría en Modis .

“Hace años, si se examinan los directores generales, presidentes de empresas y directores, había más de un enfoque en el liderazgo ‘estilo dictatorial’. Pero ahora, hay mucha más presión para que los líderes tengan otro criterio, más abiertos al exterior; más sensibles a las comunidades a las que les venden sus productos y, también a los empleados que trabajan para ellos “, dice Cullen.

Impulsado por Tecnología

La tecnología ha sido el principal motor de este cambio de un estilo de liderazgo y control del sistema, dice Cullen.

“Los medios de comunicación social, sobre todo, han permitido a los clientes una mayor voz en la elaboración de las  prácticas de negocios de las empresas y en cómo les afectan. Esto ha  permitido llegar a un público de consumidores más amplio si se encuentran con problemas que, o bien quieren alabar,  o como es más común, quejarse”.

“En esta época, no se puede ocultar nada tras el velo del líder independiente. Uno tiene que estar orientado hacia el exterior, y al menos parecer ser accesible a los clientes y empleados. ”

“La tecnología ha impulsado la democratización, lo que permite a los clientes y consumidores a ser mucho más exigentes y comprometidos con el negocio”, dice

En su opinión, esto ha obligado a los líderes de la “torre de marfil”  a ser más abiertos, a responder preguntas (así sean estas incómodas), “y a solicitar la retroalimentación y la entrada en lugar de sólo dar órdenes “.

Ser capaz de ponerse en los zapatos de sus empleados y clientes, y entender realmente sus deseos y necesidades no es algo que necesariamente se puede enseñar, dice Cullen, pero es clave para impulsar un gran rendimiento y la garantía de que su negocio es exitoso.

“El buen liderazgo hoy significa escuchar más, y el fomento de la regeneración en lugar de desalentarla”, dice Cullen. “En el pasado, tal vez los empleados tenían miedo de decir lo que realmente pensaban, pero ahora el comentario o aporte es hasta necesario; los anima. Los verdaderos líderes están buscando maneras de involucrar a sus empresas y clientes y ayudarles ya que esto significa ayudar a la empresa”.

La empatía puede mejorar

Un énfasis en el alto índice de inteligencia emocional también puede ayudar a abordar una de las principales preocupaciones de negocios en el apretado y competitivo mercado de trabajo actual, especialmente en retener al talento, que es algo muy difícil de hallar,  dice Jim Povec, director, Performance Group Padgett.

“Algo así como el 80% de los empleados esgrime a su supervisor directo como una de las principales razones para renunciar al cargo”, dice Povec. “Cuando los CIOs, o los directores de recursos humanos, que son el liderazgo, reciben quejas ante la incapacidad para mantener el talento en los papeles principales, el primer lugar al que hay que buscar el error es en ellos; la pelota se detiene ahí”, dice Povec.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.