1

Una de cada cinco familias pierde dinero por la actividad de sus hijos en Internet

Con un nuevo año escolar, los niños que recurren a sus tabletas y teléfonos inteligentes.

Según una investigación de Kaspersky Lab y B2B International, 21% de los usuarios de Internet en todo el mundo (33% en mercados emergentes, incluyendo a países de América Latina) ha perdido dinero o información importante como resultado de la actividad que sus hijos tienen en la red. Este número indica que, además del riesgo que corren los niños de encontrar ciberamenazas, también pueden causar problemas accidentales para sus padres.

Sin embargo, los números no son tan sorprendentes cuando consideramos que el 44% de los encuestados cree que sus hijos saben muy poco de tecnología informática y que el 35% cree que sus hijos no saben nada acerca de ciberamenazas. Esa misma falta de conocimiento plantea riesgos para los padres que permiten que sus hijos utilicen sus dispositivos en línea. El 12% de los encuestados (21% en Mercados Emergentes) dijo que sus hijos habían borrado accidentalmente información importante, mientras que un 6% tuvo que pagar cobros inesperados de tiendas de aplicaciones despues de que sus hijos navegaran por Internet. En términos generales, uno de cada cinco padres encuestados confesó que ya había tenido una experiencia de pérdida de dinero o de datos importantes a causa de las acciones de sus hijos.

A pesar de ello, sólo una tercera parte de los padres está muy alerta del peligro: sólo el 32% está preocupado que sus hijos puedan gastar dinero en línea sin el consentimiento de los padres, y sólo el 27% está preocupado de que sus hijos compartan información confidencial libremente en línea. Al mismo tiempo, los padres utilizan varios métodos para evitar problemas y proteger a sus hijos de las amenazas en línea. Por ejemplo, el 39% controla personalmente el uso que hacen sus hijos de los dispositivos, y el 13% le pidió a su proveedor de Internet que bloqueara el acceso a ciertos sitios. Además, 38% de los padres le recuerda regularmente a sus hijos acerca de los peligros en Internet, mientras que el 19% ha optado por hacerse amigo de sus hijos en las redes sociales. Es significativo que sólo el 23% de los padres usa software especializado para regular las actividades de sus hijos en línea, aunque esta sea una característica útil disponible en muchas soluciones de seguridad.

“Cuando los padres piensan en sus hijos que pasan tiempo en línea, su primera preocupación es protegerlos de contenidos no deseados en la web. Sin embargo, hay otro aspecto importante que no debe ser olvidado, y es el problema que los niños le pueden causar a sus padres. Aplicar la herramienta de control parental no significa mostrarle desconfianza a su hijo; se trata de una medida sensata de precaución con la que puede, entre otras cosas, proteger su dispositivo y los datos que contiene. Curiosamente, también funciona a la inversa: los hijos mayores pueden usar este tipo de productos de software para ayudar a sus padres ancianos que saben poco sobre amenazas cibernéticas”, dijo Konstantin Ignatev, Gerente del Grupo de Analistas de Contenido de la Web de Kaspersky Lab.

El módulo de Control Parental para Microsoft Windows y Apple OS X viene incluido en Kaspersky Internet Security – Multidispositivos. Este le permite a los padres controlar qué sitios visitan sus hijos y qué juegos frecuentan, así como desactivar la descarga de archivos, bloquear el acceso a contenidos no deseados y evitar la divulgación de información confidencial. Además, los padres pueden mejorar aún más la seguridad mediante el análisis de los mensajes de los niños en las redes sociales y mensajería instantánea especificando palabras clave y frases que deben filtrarse. De esta manera, las tecnologías de Kaspersky Lab ayudan a proteger las finanzas y los datos confidenciales contra los ciberdelincuentes, y a los niños de los riesgos que pueden acechar en el entorno de Internet.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.