1

SoftLayer  permite la informática de alto rendimiento

IBM Softlayer 1

¡Está vivo! Exclama Gene Wilder al ver su creación en la película El joven Frankenstein. El acto de respirar es una habilidad que nos permite vivir y adaptarnos al entorno. La adaptación ha sido una meta de la informática por muchos años, y se ha movido recientemente a la nube. Es por ello que IBM anunció IBM Platform Computing Cloud Service on SoftLayer, la cual combina lo mejor de la informática de alto rendimiento del software IBM Platform Computing con la infraestructura como servicio (laaS) de SoftLayer.  ¿Y eso que significa? Veámoslo a continuación. Para los “científicos locos” ¿Qué implica para ti?

  • ¿Ya corre un clúster de alto rendimiento (HPC) de IBM en tu organización? Ahora puedes saltar a la nube para resolver problemas más complicados sin la necesidad de batallar con la inversión relacionada con los servidores.
  • ¿No tiene un clúster de alto rendimiento pero quieres aplicar estas habilidades a tu negocio? Ahora puedes hacerlo en la nube con SoftLayer.
  • ¿Tiene necesidades complejas de analytics de big data? Ya puede hacer uso de las habilidades de informática de alto rendimiento y contar con clústers MapReduce para solucionar tus necesidades de analytics.

El punto importante aquí es que este tipo de aplicaciones tienden a ser diseñadas para resolver problemas específicos, como resolver los misterios como el Bosón de Higgs. ¿Qué tal si sólo quieres escalar una aplicación web? Para el resto de nosotros No tienes que estar elaborando aplicaciones para bancos, fabricantes y diferentes empresas. Existen diversas formas en que estas aplicaciones se pueden basar en SoftLayer.

  • Las aplicaciones se pueden auto-escalar utilizando el software como servicio (SaaS) RightScale.
  • Podrías seguir la dirección de Netflix y hacer uso de su herramienta OSS. IBM juntó lo mejor de SoftLayer y las herramientas de Netflix con el conocimiento de IBM para crear otra instancia de la nube.
  • Podrías utilizar las habilidades de cluster y escala disponibles en la mayoría de los servidores de aplicaciones.

La clave Conoce tu monstruo y tu laboratorio. Crear una “criatura viviente que respira” no es sencillo, sin importar si eres un “científico loco” o un desarrollador. La clave está en los detalles. La informática de alto rendimiento, la escala dinámica y la auto–escala implican diferentes cosas para diferentes personas. Tres cosas a considerar

  • ¿Cuál es la arquitectura de tu aplicación? ¿Es del estilo HPC o computación grid? ¿Es una aplicación multitier? Todas son diferentes.
  • ¿Tienes todo en la nube o buscas hacer el salto de un centro de datos existente? ¿Buscas una aplicación en la nube o la mezcla entre un centro de datos y la nube?
  • ¿Qué dinamismo requieres de la nube? Es genial tener una aplicación que se escala inmediatamente de acuerdo al tráfico. Sin embargo, es importante saber si lo necesitas – a veces, lo simple es más que suficiente.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.