1

No todos los líderes de TI vienen del área de tecnología

CIO.com | Por Sharon Florentino

Los hitos en el camino tradicional hacia el liderazgo de TI se parecen mucho a esta ruta: concluir los estudios en ciencias de la computación, hacer una pasantía de TI, tomar cursos de desarrollo, adquirir experiencia en codificación, obtener certificaciones y registrarse para la capacitación del manejo específico de la tecnología.

Sin embargo, como la tecnología es cada vez más un factor estrategia de negocios, los líderes de TI se están promoviendo desde lugares como el departamento de ventas o mercadeo.

Francis Li, vicepresidente de TI en soluciones y servicios de tecnología en Softchoice, es un ejemplo perfecto. Los primeros años de Francis en Softchoice comenzaron en hardware, y más tarde fue trasladada a roles en los equipos de mercadeo y ventas.

Esta experiencia inicial despertó su interés y aptitudes para los sistemas de información, dando a Francis la capacidad de ramificarse en proyectos más técnicos. Ahora dirige la estrategia del departamento de TI y de sistemas de Softchoice alrededor de inteligencia de negocios, comercio electrónico y la infraestructura.

“Empecé en julio de 2002 como una persona que trabajaba en operaciones de hardware, donde se aseguraban que estábamos dispuestos a vender hardware para nuestros clientes, iniciando relaciones con proveedores y clientes de hardware. Después de eso, me mudé a la comercialización y, finalmente, a la Dirección de Mercadeo. Pasé cuatro años en los que el papel que se me asignó fue en la sección de televentas, y trabajé hasta la lograr y gestionar la organización de televentas enteras”.

Cómo la tecnología se aplica en las unidades de negocios

Li dice que siempre ha tenido un interés en cómo la tecnología puede ser aprovechada para impulsar la velocidad y la eficiencia en los negocios, y cómo la tecnología puede mejorar la rentabilidad de la inversión para las empresas innovadoras dispuestas a invertir.

Fue esta curiosidad sobre la intersección de los negocios y la tecnología que la llevó a través de varios roles y en muy distintos departamentos, y que le dio una experiencia multi-funcional a Softchoice, que se traduce en una ventaja competitiva.

Las múltiples perspectivas que tengo en diferentes áreas de la empresa nos han ayudado a ser mucho más innovador y ‘auto-conscientes,'” dice Li. “Porque he estado en tantos papeles variados, también tengo la” credibilidad callejera ‘cuando estoy teniendo conversaciones con el marketing y las ventas. Porque yo hablo por experiencia de primera mano, puedo empatizar con los retos que tienen. I puede ayudar a entender cómo sea mejor aprovechar la tecnología que tenemos, o rediseñar o re-arquitecto de la tecnología, o tomar decisiones de compra más inteligentes para el negocio “, dice.

La comprensión de los clientes internos

También es importante, dice Li, para entender la estrategia del negocio, para ayudar a la línea de negocio gerentes que están usando la nube y software-as-a-service (SaaS), para hacer las compras de tecnología sin su orientación.

“La infraestructura de TI y la tecnología ha avanzado tanto en los últimos años. En el pasado, si un gerente quería girar una nueva tecnología, o implementar una nueva solución de software, no tendrían más remedio que pasar por ella. Con SaaS y la nube, pueden prescindir de ella totalmente, y que pueden conducir a problemas de integración, problemas de compatibilidad, incluso el personal y las cuestiones de formación “, dice Li.

Tener la tecnología y la experiencia en ventas y marketing puede ayudar a cerrar esa brecha y asegurar las compras de tecnología son beneficiosos para todos los aspectos del negocio – la tecnología y más allá, dice.

La visión de la gran foto

Erika Van Noort, director de consultoría en Softchoice, dice que los empleados con experiencia horizontal ofrecen la visión panorámica necesaria para dirigir un departamento de TI de alto funcionamiento y un negocio próspero.

“Nuestra teoría es que dentro de los roles de liderazgo, la gente tiene que entender todo el negocio para que puedan servir mejor a los clientes, los internos y los externos. Ellos aportan el soporte al público,” dice Van Noort.

“Nuestros clientes externos enfrentan a la escasez de competencias con la tecnología y las certificaciones, y con habilidades de negocios y buscan ver la estrategia de negocio más grandeFinal del formulario. En vez de centrarse tanto en velocidades, avances, especificaciones técnicas, lo que aconsejamos a nuestros clientes es tratar a sus usuarios internos como clientes”.

“Queremos que se pregunten, ¿qué caracteriza este éxito? ¿Qué uso se busca en un negocio para que me conduzca al éxito? Un enfoque multifuncional y polifacético”, dice Van Noort.

Con un enfoque tradicional, Van Noort, dice que la mayoría de las implementaciones de tecnología se realizan desde la parte superior hacia abajo y eso da lugar a los empleados para que se quejen después de que observan que los sistemas y las soluciones no los están ayudando a hacer su trabajo.

En su lugar, ella aconseja, conseguir la aceptación de los clientes y empleados, y luego determinar, a partir de ahí, que la tecnología se ajusta mejor a esas necesidades.

Van Noort dice que las empresas están comenzando a entender este cambio de enfoque, y son cada vez más exigentes de los analistas de negocios y profesionales DevOps, muchos de los cuales tienen experiencia similar a Francis Li, para explicar mejor las necesidades y estrategias de negocio, así como explicar cómo los pueden abordarse utilizando la tecnología.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.