1

IBM impulsa el rol ejecutivo de un nuevo líder en las empresas: CDO

Para tener claridad sobre la visión y rumbo que deben tomar las organizaciones de la Nueva Era en torno a las grandes cantidades de información que reciben (Big Data), IBM vaticina la necesidad de contar con un ejecutivo corporativo de datos (Chief Data Officer o CDO) como un imperativo estratégico.

Con base en el estudio Su chief data officer: Re-imaginando el negocio de los datos que realizó el IBM Institute for Business Value, la compañía detectó cuáles son los retos que enfrentarán estos nuevos ejecutivos para ayudar a sus empresas a tomar mejores decisiones de negocio.

De acuerdo con la investigación, el mercado demanda claramente la necesidad de que las compañías cuenten con un líder de negocios que entienda su mejor activo: la información. Comprenderla implica tener las facultades para aprovechar los datos que se generan y reciben, lo cual requiere atender varios frentes que son complejos, considerando la cantidad de datos masivos estructurados y no estructurados que una empresa puede tener hoy en día.

Y es que, frente al fenómeno del Big Data, se esperaba que con mayor cantidad de datos las empresas contaran con más información que les permitiera tomar mejores decisiones. Pero la realidad es otra. Hoy día, sólo algunas empresas en el mundo cuentan con un Chief Data Officer que asume esta responsabilidad y, aunque varias cuentan con analistas de datos que reportan al Director Corporativo de Seguridad Informática o de Tecnologías de la Información, un CDO no sólo debe saber de análisis de datos.

“Hace años IBM impulsó el rol de CIO (Director de Información). Hoy, el gran desafío de las empresas es cómo generar mayor competitividad a través de buena información. Buena información que implica, entre otras cosas, tener datos correctos de los clientes, protegerlos, mantenerlos actualizados, enriquecer los datos que ya se tienen y, además, tener la facultad de monetizar esos datos”, afirmó Hugo Sosa, Gerente de Big Data en IBM México.

“Nuestro estudió arrojó que el valor que aporta un CDO a las organizaciones es que habilita la generación de una visión estratégica de los datos, activa un cambio real del negocio y transforma la cultura de la empresa”, agregó el experto.

¿Por qué y para qué? Porque los datos son el recurso natural más importante del próximo siglo y bien aprovechados pueden ser la mayor ventaja competitiva que una empresa pueda tener para transformarse y crear un nuevo sistema de pertenencia, conexión y colaboración con sus clientes y porque es esta un área clave para la transformación y definición de los negocios hoy en día.

Las posibilidades que surgen a partir de la comprensión de los beneficios de la data son innumerables. Este contexto genera un nuevo panorama de negocios que puede permitir a una empresa operar de manera diferente y ser más eficientes y certeros en sus decisiones. Pero los cambios no sólo acontecen en la generación de nuevas responsabilidades -como la del CDO- sino que pueden generar una nueva manera de ver e interactuar con el mundo.

No importa el desafío, ¡Dell tiene la tecnología impulsada por Intel y las soluciones para superarlo!