1

¿Por qué es tan rentable el phishing?

Los ataques phishing son la forma de cibercrimen más importante del Siglo 21, según Kaspersky Lab.

Hoy en día, las estafas de phishing son más numerosas y de mayor calidad. A diferencia del spam, que no es más que una distracción tediosa, el phishing conlleva, casi siempre, pérdidas de grandes cantidades de dinero.

¿POR QUÉ FUNCIONA EL PHISHING?

Hay muchas formas de aprovecharse de la confianza de los usuarios. Probablemente, la principal sea la gran capacidad que tienen algunos criminales para engañar a los usuarios. Generalmente se utilizan ofertas seductoras de distintas cosas. Algo que por desgracia, es muy eficaz, ya que las personas se sienten atraídas por las grandes oportunidades. Los estafadores también se aprovechan del revuelo que generan ciertas noticias o acontecimientos.

Para llegar a los usuarios que aprendieron de pequeños la lección de no fiarse de los desconocidos, los ciberdelincuentes utilizan otra herramienta muy efectiva: las redes sociales.

Según una investigación realizada por Kaspersky Lab, en 2013 más del 35 % de los ataques phishing iban dirigidos a usuarios de redes sociales. La herramienta antiphishing de los productos de Kaspersky detectó más de 600 millones de accesos a páginas phishing que se hacían pasar por redes sociales conocidas. Un 22 % de los casos eran páginas falsas de Facebook.

Otro método que los delincuentes utilizan mucho para engañar a los usuarios y que hagan clic en algún enlace es generar urgencia y pánico. Muchas veces, para asegurarse de que el ataque va a tener éxito, los criminales utilizan tácticas de “vishing” (phishing por voz). No todo el mundo es capaz de pensar fríamente en este tipo de situaciones críticas, en las que un supuesto representante de un banco te solicita tu número de tarjeta de crédito para evitar que tu cuenta sea bloqueada.

Una de las principales razones por las que estos ataques son tan eficientes, se debe a la constante evolución y sofisticación de las técnicas y herramientas del phishing.

Es muy difícil distinguir visualmente las páginas web falsas de las originales. Muchas de ellas tienen, incluso, URLs muy similares y utilizan conexiones seguras con certificados HTTPS auténticos.

Según Kaspersky Lab, el phishing en teléfonos móviles es cada vez más común, ya que las características técnicas de los smartphones y tablets (las dimensiones de las pantallas, por ejemplo), hacen que sea aún más difícil distinguir las páginas reales de las falsas.

No importa el desafío, ¡Dell tiene la tecnología impulsada por Intel y las soluciones para superarlo!

There are 1 comments

  1. Pingback: Spam: un agujero en el bolsillo - CIOAL The Standard IT

Comments are closed.