1

El desafío IFRS para las Pymes latinoamericanas

En el plano internacional, la globalización de las economías y de las empresas hace indispensable converger a un único cuerpo normativo contable. Las NIIF, normas internacionales de información financiera o IFRS por sus siglas en inglés, surgen de la necesidad de unificar la elaboración y presentación y, por consiguiente, la lectura y análisis de los estados financieros de empresas en distintos países.

La adopción de normas globales permite a las empresas posicionarse en el mercado internacional, mejorando su competitividad. Las NIIF incrementan la comparabilidad y la transparencia de la información financiera y agilizan los negocios, brindando credibilidad y facilitando el acceso a crédito y a oportunidades de inversión.

Al brindar la posibilidad de comparar la información financiera de empresas en todo el mundo, las NIIF constituyen un único conjunto de parámetros para analizar el desempeño de las empresas, incrementando la transparencia y confianza para los inversores. Asimismo, las NIIF facilitan el proceso de salida al mercado de capitales en bolsas en todo el mundo.

A nivel local, los beneficios también son numerosos. Desde el rediseño de los sistemas internos de gestión a la mejora de la presentación de los resultados financieros y la creación de mejores herramientas de análisis del desempeño, las NIIF aportan un renovado nivel de valor estratégico a la información financiera.

Las Pymes

La mayoría de las pequeñas y medianas empresas ve a la contabilidad como una herramienta tributaria, es decir, solo para cumplir con sus obligaciones fiscales y no como un aporte a su gestión, y por lo tanto, pierden los efectos para lo cual fueron creadas Informar y Controlar.

Las NIIF, en general, son un aporte valioso a los usuarios de la información contable desde la forma hasta el fondo de las transacciones que allí se materializan. Principalmente, por la calidad, entendimientos de las operaciones, revelaciones y la permanente actualización de conceptos, entre otros. De hecho, obligan a los profesionales del área a estar permanentemente atentos a las modificaciones, enmiendas y nuevas normativas y de estar de verdad cada vez más relacionados entre las operaciones y la forma de contabilizar las transacciones de una empresa.

En ese contexto, las Pymes debieran sumarse a la adopción de las NIIF porque mejoran el acceso crediticio, al optimizar sustancialmente la información que se envía al banco, apoyando las presentaciones realizadas a los comités de riesgo y facilitando el acceso a créditos de capital de trabajo. Asimismo, apoyan a los vendedores en la evaluación de información financiera de los potenciales compradores y mejoran el entendimiento de inversores y proveedores extranjeros sobre la real situación financiera de la sociedad.

Adicionalmente, tienen implicancias en todo el negocio, ya que la adopción de las NIIF implica un cambio en los principios contables básicos de la empresa, lo cual se traduce en la necesidad de que todo el personal de la empresa aprenda este nuevo “lenguaje”. En ese sentido, este cambio no afectará exclusivamente al área contable-financiera, sino prácticamente a todas las áreas, procesos y sistemas de la empresa, al modificar esencialmente la base de información que éstos utilizan.

La convergencia desde las normas locales (antiguas derogadas) a las NIIF requiere, por lo tanto, de la elaboración de un plan estratégico al más alto nivel, a fin de gestionar la transición de modo integral. Esto implica que desde la presidencia ejecutiva de la Sociedad hasta el área de finanzas deben participar del proceso de implementación.

Aspectos Claves

Las NIIF Pymes son un marco normativa distinto e independiente a las NIIF completas, y dependerá de cada empresa su adopción en forma íntegra y explícita.

Para adoptar las NIIF una Pyme debe considerar que la norma comenzó a aplicarse obligatoriamente a contar del 1° de enero de 2013, pero los estados financieros se tienen que presentar comparativos, por lo que la fecha de transición es a contar del 1° de enero de 2012.

Para este proceso, se debe determinar cuáles son las cuentas más importantes que componen los estados financieros de la sociedad y cuáles son los principios contables que se estaban aplicando. Asimismo, se debe determinar cuáles son las diferencias más significativas entre los principios de contabilidad antiguos y las NIIF con el propósito de determinar un las diferencias conceptuales para proceder a su implementación.

A continuación, se deben determinar los ajustes que afectarán a los activos, pasivos, patrimonio y también las revelaciones que se aplican en cada caso, de esta forma, se recomienda diseñar un programa de capacitación -a la medida de la Sociedad-para todas las personas que, de alguna manera, se ven afectadas al interior de la Sociedad.

Con todo, las NIIF implican un cambio cultural dentro de la toda la organización, de ahí la importancia de una buena asesoría y entrenamiento para no cometer errores u omisiones, pues la mala inversión para este tipo de proyectos las afecta en forma significativa.

Por Gonzalo Muñoz, gerente de CroweHorwath Chile