1

México presenta las herramientas digitales para combatir el robo de identidad

La creación en México de una clave única de identidad para toda la población significaría poner más candados para evitar que los ciberdelincuentes continúen con prácticas como el robo de identidad, aunque el sector público deberá hacer grandes esfuerzos para concretar este proyecto que en otros países ya es una realidad.

El pasado 27 de noviembre, el presidente Enrique Peña Nieto presentó una propuesta para establecer una clave única de identidad con el objetivo de tener un registro confiable de la población y también hacer más eficientes los servicios públicos y privados.

Francisco Farrera, especialista de seguridad de Unisys México, recordó que ésta no es la primera vez en que el gobierno propone crear una cédula de este tipo.

En realidad la idea proviene del sexenio pasado cuando incluso se especificó que la clave única contendría tres datos biométricos, que eran la huella digital, el iris y el rostro.

“No se continuó con ese proyecto, hasta ahora que lo ha relanzado el presidente Enrique Peña Nieto y creemos que es una propuestas sana”, afirmó en entrevista con Excélsior.

Lo anterior porque consideró que entre más rápido se pueda tener una clave única, se podrá combatir el robo de identidad que es un fraude muy común en el país.

De hecho, México se encuentra en el top 10 de los países que sufren mayor robo de identidad y sólo en 2010 se estiman daños ligados a este tipo de fraude cercanos a los 108 millones de pesos. 25 millones de cédulas de identidad única era la meta en una primera fase del proyecto en el sexenio anterior

Farrera comentó que son varias las formas en que se pueden robar los datos de una persona, el más común es en internet y particularmente en las redes sociales, sin embargo no es la única forma.

Por ejemplo, cuando se accede a un edificio gubernamental o privado se deja una identificación oficial, usualmente el IFE, en la entrada y no se sabe si los guardias o alguien ajeno puede tomarla para sacarle copia o clonarla.

“Si tuviéramos una clave única comenzaríamos a ponerle candados a los cibercriminales, pero es un tema que va tarde en México”, añadió el especialista de seguridad.

Países en Europa, en Centro y Sudamérica ya cuentan o están en proceso de implementar las claves únicas y algunos han ido todavía más lejos al crear identidades móviles.

En el caso de México, Farrera prevé que la opción más adecuada será crear credenciales con un chip integrado que contenga la información antes de migrar a una identidad móvil, es decir, que esté ligada a un celular.

Será un difícil proceso

Al momento de presentar esta iniciativa, el mandatario indicó que no se partiría de cero porque ya se tienen los registros del Instituto Nacional Electoral, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Seguro Popular.

Pese a esto, Víctor González, especialista en Manejo de Datos Maestros para Informatica Corporation México, aseguró que el sector público tiene un gran desafío por delante para concretareste proyecto.

En su opinión, el reto se encuentra en conseguir la conectividad y colaboración entre las  dependencias, lo que se incrementa si se tiene que acceder a datos de calidad y actualizados.

“Mucho del trabajo, inversión económica y esfuerzo en materia de datos se ha centrado en utilizar las tecnologías de información para colectar datos, pero se ha descuidado su integración, ya que el almacenamiento no se realiza siguiendo un estándar”, detalló en un artículo.

Útil, el banco de genética

En el anuncio hecho por el gobierno federal también se propuso la creación de un Sistema Nacional de Información Genética, el cual Farrera calificó como “útil” sobre todo en casos de emergencia para identificar a una persona o en desastres. El problema que las autoridades podrían enfrentar para la creación de este sistema es que se requiere de tecnología muy específica e inversiones altas.

En este sentido trascendió que la Procuraduría General de la República ha invertido cerca de 60 millones de pesos para equipar su laboratorio forense y crear cuatro laboratorios regionales de genética y cuenta con una base de 14 mil 278 perfiles genéticos.

“Es una gran idea, ojalá los tiempos permitan que se construya y que haya beneficios pronto para la población”, concluyó.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.