1

Beacons: El futuro del mercadeo tecnológico

“Los Beacons –sensores de proximidad-  brindan  soluciones interactivas de comunicación móvil, a muy bajo costo y sin necesidad de conectividad a internet. Estas son características que los posicionarán entre las tendencias en comunicación en los próximos años” Explica Rodrigo Álvarez, Country Manager de GeneXus para Chile.

Bitcoins, Wearables, Sensores, Casas Inteligentes y Beacons, son algunas de las palabras que pisan cada vez con más fuerza en los análisis de perspectivas a futuro de los profesionales del sector de TI. Todos ellos se encuentran interrelacionados, y todos proveen soluciones a necesidades que incrementarán potencialmente en un futuro cercano.

Pero, ¿Qué son los Beacons? Rodrigo Álvarez, Country Manager de GeneXus para el mercado chileno explica: “El beacon es un pequeño transmisor alimentado por batería, que se conecta a un Smartphone vía Bluetooth y a través de una determinada aplicación. Al conectarse vía Bluetooth, no necesita que el teléfono cuente con conexión a internet, y como no funciona a partir de un GPS, la localización que provee dentro de edificios o grandes centros cerrados, es más precisa y de mejor calidad”.

El Beacon puede ser instalado en cualquier área o lugar. Posee un alcance aproximado de 70 metros a la redonda, en los cuales conecta con cualquier dispositivo móvil inteligente que tenga activado su Bluetooth y descargada la aplicación correspondiente. A partir de aquí, los mensajes que el Beacon puede enviar al Smartphone son infinitos. Desde ofertas en tiendas de ropa cercanas a donde nos encontramos, ubicación de locales dentro de un mall, recetas realizables con productos que se encuentran cercanos a nosotros en un supermercado, información sobre obras dentro de un museo, entre otras oportunidades.

Una de las ventajas más significativas de la herramientas es que permite la difusión de información de empresas o negocios de forma no invasiva, porque el usuario es el que decide descargar la aplicación y conectar su teléfono a Bluetooth para recibir dicha información. A su vez, el teléfono no precisa conectividad a internet para conectar con el Beacon, por lo que facilita la conectividad de un extranjero con dicha información en cualquier lugar del mundo, sin tener que preocuparse por el gasto que le generaría la transferencia de datos en el exterior.

“Si bien los estudios indican que la conectividad a internet será cada vez mayor en todos los países del mundo con el correr de los años, la solución que brinda el Beacon provee alternativas a corto plazo en aquellos países en los que la conectividad se encuentra con un bajo porcentaje de penetración”, sostiene Rodrigo. “La desventaja con la que cuenta el dispositivo, es que aún no ha logrado la visibilidad necesaria para su aplicación de forma masiva. Aún hay mucho desconocimiento en torno al mismo”, concluyó.

Estados Unidos y Alemania son algunas de los países que ya utilizan la tecnología, y que a partir de la enorme respuesta que recibieron por parte de los usuarios, han comenzado a aplicarla en diversidad de áreas, tales como shoppings, bibliotecas, concesionarias automovilísticas y estadios de fútbol. Las tendencias indican que su uso se extenderá a nivel mundial y que la herramienta se convertirá en una herramienta más de las utilizadas para la realización de marketing empresarial.