1

¿Hacia dónde van las estructuras convergentes?

Según predicciones de IDC, para el 2020 las distinciones entre nube pública y privada se terminarán. Y yendo más allá, la noción de la nube privada autoconstruida estará cerca de extinguirse.

¿Qué plantea esto? Que los ambientes convergentes actuales deben ir apuntando a esta tendencia.

“Es una realidad, venimos de un cambio en el cual de evolucionó de los centros de datos típicos a un ambiente de nube y es como surgió el concepto de nube privada. Luego los proveedores de servicios adoptaron ese concepto y lo adoptaron para ofrecer soluciones”, dice Luis Cassaigne, Especialista en Arquitectura de Nube de EMC.

Para la mayoría de la gente de TI, un entorno híbrido responde a las dudas existentes en la industria si apostar por entornos públicos o privados, según cuenta este experto.

“Las soluciones híbridas no son un O, sino un Y. La gente de TI se ha dado cuenta ya de que la mejor solución es usar una parte interna y otra con un proveedor de nube pública, pero estas líneas se van a ir diluyendo y muy pronto tendremos ecosistemas de operación con proveedores de servicio y componentes del centro de datos interno que funcionarán de una manera transparente”.

¿MIGRACIÓN DOLOROSA?

Si bien el ideal de nube híbrida empresarial está basada en una infraestructura convergente, migrar a un escenario así puede ser bastante complejo para los CIOs. Al respecto, Cassaigne opina que el objetivo concreto de un entorno híbrido es justo facilitar el camino de las áreas de TI.

“Ese paso de crear una nube privada debería ser más sencillo. Antes uno debía crear todos los componentes para generar una nube, hoy hay soluciones y proveedores que ya tienen la experiencia de los caminos sinuosos que aportar enormemente a la industria”.

A continuación compartimos la entrevista completa:

Alestra estará presentando muy pronto su #AlestraSummit en distintas ciudades de México. Sigue los detalles en su Twitter oficial: @alestra_mx