1

John Davies: “Hay que tomar en cuenta el Backhaul al pensar en LTE y LTE Avanzado”

Cuando viajamos por nuestras ciudades, pueblos y por el campo es difícil ignorar las antenas móviles que van surgiendo continuamente, aunque sean cada vez más compactas. Y con una mirada más atenta observaremos también la continua proliferación de pequeñas celdas de acceso público en centros deportivos y comerciales.

En este contexto, según John Davies, Senior Marketing Manager de Alcatel-Lucent, la red de backhaul móvil ha ido creciendo sin parar, en parte sin que se vea, pero de un modo crucial, enlazando de un modo creativo, eficiente y fiable los nodos de las celdas radio con el núcleo de la red.

-
El backhaul (la red de agregación y transporte), no es el área más apasionante para una tecnología que ha sido un componente crucial en el desarrollo de los servicios móviles que todos damos por garantizados. Pero el papel del backhaul, que sigue ampliándose, está alcanzando otro nivel con la introducción de
LTE y LTE Avanzado

-¿Qué está cambiando con LTE y LTE Avanzado?

“La denominación de backhaul ha sido en realidad un apodo bonito,por decirlo así. La mayor parte del tráfico ha fluido históricamente desde las celdas a los controladores del nodo radio de móviles y viceversa. Sin embargo, LTE y LTE-A (LTE Avanzado), representan una transición importante para los operadores a la hora de plantear la estrategia de su backhaul”.

-Hay muchas implicaciones de LTE y LTE-A en todo el conjunto, pero considerando sólo los aspectos relacionados con el backhaul , muchos operadores están llegando a la conclusión de que la agilidad del servicio y de la red y la interconectividad que van a necesitar son más fáciles de conseguir con una infraestructura IP/MPLS ampliable capaz de suministrar servicios IP y servicios Ethernet con calidad de operador.

Para el Senior Marketing de Alcatel-Lucent, hay algo más que esto, desde luego. La red requiere un componente de transporte Ethernet optimizado para IP. En muchos emplazamientos situados en la frontera de la red, esto será algo adecuado y valioso.

“Ahora, el objetivo que está surgiendo sobre la arquitectura consiste en disponer de una capacidad de enrutamiento IP de nivel 3 utilizando MPLS para construir redes VPN gestionables y con capacidad de ingeniería de tráfico superpuestas sobre una sólida infraestructura de transporte Ethernet”.

Considera Davies, que las anteriores generaciones móviles podían, y de hecho lo hicieron, apoyarse en la tecnología IP para el backhaul, pero a menudo lo hacían con un enfoque esencialmente orientado a conexión utilizando túneles punto a punto, como pseudowires, sobre una infraestructura de paquetes.

“Por supuesto que la red debe seguir disponiendo de capacidad de emulación punto a punto para las anteriores generaciones de radio, pero al mismo tiempo deberá proporcionar servicios de enrutamiento de nivel 3 para soportar de un modo óptimo las nuevas interfaces de intercomunicación de estaciones base que aparecen con LTE”.

De imediato pasa a señalar algunas de las características de LTE y LTE-A que suponen un reto, y de cómo algunos de los atributos de la red de backhaul pueden afrontarlos:

  • La interfaz X2 – la interfaz de interconexión de la estación base del Nodo B – soporta el tráfico local entre grupos de cooperación de estaciones base para disponer de características tales como configuración de red, traspaso de llamadas, y algoritmos para aumentar la optimización de la Red de Acceso Radio (RAN). Las redes IP privadas virtuales pueden proporcionar aquí una conectividad gestionable.
  • Se necesitará una sincronización de fase precisa a través de la red para servicios basados en la localización, para mecanismos de mitigación de interferencias, traspaso de llamadas, difusión multimedia y multipunto coordinada, y conexiones TD-LTE duplexadas por división de tiempo. La distribución de una sincronización de fase precisa a través de una red IP se ha hecho posible gracias al desarrollo de protocolos como IEEE 1588, un protocolo capaz de soportar los requisitos diarios de fase y tiempo para conseguir que estas capacidades funcionen de un modo seguro y eficiente.
  • La difusión multimedia puede aprovechar la tecnología IP Multicast en la infraestructura del backhaul para que su operación sea más eficiente, eliminando cualquier carga innecesaria en las redes, y replicando solamente los paquetes de difusión multimedia en aquellos lugares de la red donde se requieran.

“Por lo tanto, una buena receta para el éxito del backhaul podría ser: IP para una flexibilidad estratégica, MPLS para una ingeniería de tráfico gestionable y ampliable, y todo ello sobre una sólida capa de transporte Ethernet optimizada para IP. Además, todo esto puede aprovechar cualquier medio de transmisión, a través de cobre, fibra y microondas”.

-LTE y LTE Avanzado son tecnologías pensadas realmente para proporcionar una mejor experiencia de usuario con una utilización eficiente de los recursos, y las encuestas de los operadores así parecen indicarlo. Crear una capacidad de backhaul para soportar y aumentar las posibilidades de LTE y LTE-A es una gran ayuda para conseguir este objetivo.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.