1

Si falleces: ¿Qué pasaría con tu cuenta de Facebook?

Diego era un chico de 24 años que lamentablemente perdió la vida hace un mes por una complicación de salud inesperada, un aneurisma no detectado que le provocó un derrame cerebral.

Muchos de sus amigos no sabían que dejó este mundo un lunes por la noche, se enteraron por medio de las redes sociales. A través de Facebook, fue que se esparció la noticia y así muchos lograron llegar al sepelio y despedirse.

Afortunadamente Diego era precavido y su cuenta de Facebook la tenía relacionada con el correo electrónico de su hermano, si se perdía la contraseña ésta podía ser restablecida por su familiar. Fue así como lograron abrir su muro y colocar el aviso de su fallecimiento para que amigos y otros familiares lejanos fueran a darle un último adiós o simplemente colocaran en la red social los buenos momentos que compartieron y palabras de aliento.

Otras personas prefieren tener sus contraseñas anotadas en una hoja o cuaderno que dejan en manos de personas confiables por si les pasa alg,  también puedan acceder a sus cuentas no sólo de redes sociales, también de correos electrónicos, aplicaciones y otras que consideran importantes.

Tomar este tipo de medidas toma relevancia cuando se tienen cifras como las aportadas por la empresa de marketing, Webpage FX, acerca de que 30 millones de usuarios de Facebook murieron sólo en los primeros ocho años de operación de la plataforma creada por Mark Zuckerberg.

A lo que se añade que 10 mil usuarios de Facebook fallecidos reciben una solicitud de amistad o son etiquetados en fotografías, ya sea porque su cuenta se marcó como “Memoria” para homenajearlo o porque sus familiares no saben qué hacer para cerrar la cuenta.

Las opciones

Cuando los familiares no tienen la contraseña de la cuenta, Facebook tiene la opción de enviar una “Solicitud especial para la cuenta de una persona fallecida” en la que se determina si quieren que el muro sea eliminado o tratado como “Memoria”.

En dicha solicitud se pide el nombre del familiar, su relación con el fallecido, su dirección de correo electrónico y algún documento que acredite que se trata de una persona allegada como el certificado de defunción, mientras que del usuario pide el nombre completo que aparece en la cuenta, su dirección de e-mail y la URL de la biografía.

Si el familiar decidió mantener la cuenta como “Memoria”, ésta se mantiene activa y con algunas opciones limitadas. Por ejemplo, ya no pueden enviarle mensajes privados, no aparecerá en sugerencias y nadie podrá ingresar al perfil para postear contenido.

Destaca que en esta opción también se podrá ver un video retrospectivo o también conocido como Look Back de la vida del fallecido en Facebook.

En caso de que se elija la opción “Eliminar esta cuenta”, como lo indica el nombre ésta será borrada definitivamente.

En otras redes

Si bien Facebook es la red social con mayor número de usuarios, alcanzó el año pasado mil 300 millones, otras plataformas también han tomado medidas ante un fallecimiento. Por ejemplo, Twitter también tiene un formato para que se reporte la muerte de un familiar y cerrará la cuenta seis meses después de confirmar el deceso.

Google, tanto para su servicio de correo electrónico como su red social Google+ y blogs, cuenta con una solicitud que se diferencia de Facebook porque del certificado de defunción solicita una traducción jurada en inglés. Igual ocurre con redes como Pinterest o Instagram, pero en ningún caso dan datos privados del usuario.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.