1

Las competencias blandas: ¿Son claves para una exitosa carrera en TI?

Las más importantes habilidades profesionales de TI no son necesariamente técnicas. La comunicación, la negociación, el trabajo en equipo y resolución de conflictos son fundamentales para el éxito en TI, especialmente en posiciones de liderazgo.

CIO.com| Por Sharon Florentine

Con el desempleo a su nivel más bajo en siete años, el sector de TI es un mercado de alta demanda de profesionales con habilidades tecnológicas. Sin embargo, se necesita más que sólo conocimientos técnicos duros para avanzar en los departamentos de esta especialidad. Si bien se requieren habilidades y experiencia práctica para cualquier profesional del área, algunas de las más importantes destrezas que contribuyen a una carrera tecnológica exitosa no tienen nada que ver con velocidades y transmisión o bytes y bits.

El valor de las competencias blandas

Hay pros en Tecnología son para quienes tienen la capacidad de comunicarse de manera efectiva, negocian conflictos, trabajan bien en equipo y son adaptables a las necesidades siempre cambiantes de un mercado dinámico pues resultan mucho más valiosos para a sus organizaciones, especialmente a los niveles directivo y ejecutivo, dice Matt Brosseau, director de Tecnología de la Información en Instant Alliance, una firma de reclutamiento, contratación de personal y consultoría con sede en Chicago.

“Yo diría que las habilidades blandas como la comunicación, la empatía, el trabajo en equipo y la negociación son casi más importantes que las técnicas, especialmente en puestos de liderazgo o ejecutivos. Los tecnólogos que tienen estas competencias blandas son más capaces de entender y transmitir con precisión el valor de negocio de los proyectos de TI a los públicos interesados no técnicos, obtener su apoyo y aceptación, consiguir su compromiso así como el respaldo para entregar proyectos más exitosos”, dice Brosseau.

Impulsadoras de compromiso y retención

Hay una relación directa entre las habilidades blandas y la eficacia de los trabajadores en el trabajo y esto se traduce en mejores resultados generales de la empresa, decía en un webcast reciente para la Sociedad de Gestión de Recursos Humanos (SHRM, por sus siglas en inglés) Kevin King, fundador y CEO de Transformation Point, una firma de consultoría en gestión y evaluación de empresas.

“Un mayor grado de habilidades blandas aporta más eficacia y mejores resultados a la organización lo que, a su vez, impulsa el aumento del compromiso y una mayor retención de los empleados”, puntualiza King refiriéndose a dos prioridades fundamentales para las empresas de hoy de acuerdo con la encuesta State of the American Workplace de Gallup.

“Cuando la gente trabaja más eficiente y eficazmente en conjunto, eso significa que tienden más a quedarse y que sus organizaciones ven mejores resultados”, dice King.

Habilidades blandas son difíciles de encontrar

Pero más importante aún que el compromiso y la retención es el hecho de que las habilidades sociales que ayudan a incrementar éstas métricas son muy difíciles de encontrar. La encuesta de SHRM 2014 sobre la brecha entre las condiciones económicas y las habilidades demandadas encontró que los 2.583 encuestados citaron el pensamiento crítico / resolución de problemas (40 por ciento), el profesionalismo / ética de trabajo (38 por ciento), liderazgo (34 por ciento) y las comunicaciones escritas (27 por ciento) como las cuatro principales habilidades en que fallan.

Los expertos coinciden en que las competencias técnicas se pueden enseñar mucho más fácilmente que las habilidades blandas. Si tiene trabajadores con una gran comunicación, negociación y habilidades interpersonales, aférrese a ellos. “Puedes tener los mejores procesos y la mejor tecnología en el mundo pero si su gente no es capaz de comunicarlos, si no demuestran efectivamente que pueden trabajar en equipo, tener pensamiento crítico e inteligencia emocional, no ayudarán a que su negocio tenga éxito, “, dice la encuesta.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.