1

¿Está preparado para enfrentar un ciberdespecho?

Con la aparición del Internet las relaciones sentimentales cambiaron. Este canal de comunicación nos mostró “nuevas y variadas manera” de enamorarse. Sin embargo también nos mostró la otra cara de la moneda: El despecho. Cercanos al Día de San Valentí, de los enamorados y de la amistad, nos preguntamos sin tanto conocemos mucho de ciberamor, ¿estamos preparados para el ciberdespecho?

Las fotos y videos íntimos pueden parecer un juego en el momento en que se registran pero un clic puede dañar irreparablemente una reputación en cuestión de segundos y es muy importante tomar medidas de seguridad que protejan nuestra identidad e intimidad online.

Internet como arma de revancha

Se han reportado casos de cibervenganza pornográfica desde Brasil a Estados Unidos y hasta en el Japón. Las fotos y/o videos íntimos y datos personales de las personas agraviadas son expuestos por sus ex parejas sin su consentimiento o conocimiento en páginas en las que se ofrecen servicios sexuales, o también en perfiles falsos en redes sociales como Facebook.

En otros casos la información es enviada mediante el mismo correo de la víctima o su perfil de red social a todos sus contactos debido a que el atacante posee sus contraseñas.

Según Erick Iriarte, abogado especialista en derecho  de nuevas tecnologías y Magister en Ciencia Política (PUCP), no existen cifras claras sobre este tipo de crimen, pero la cantidad de noticias establecidas en la red sobre la casuística sin duda muestran que ha aumentado.

“La ley está de lado de quien han visto vulnerados su privacidad, sin embargo el sistema jurídico es bastante lento y engorroso, con lo cual las personas no lo utilizan y terminan muchos de estos actos sin sanción”, explica Iriarte.

Dmitry Bestuzhev, Director del equipo de investigación y análisis para América Latina en Kaspersky Lab, añade que existen casos públicos y organizaciones, que como Kaspersky Lab buscan concientizar a los usuarios y a funcionarios sobre este creciente problema.

“Desafortunadamente, el avance de la tecnología y la cultura de ‘compartir de más’ de hoy en día es una combinación que facilita la propagación de este tipo de ciber crimen”, concluye Bestuzhev.

Para evitar que nuestra información sea vulnerada, especialmente en esos casos cuando el amor se acaba, Kaspersky Lab ofrece los siguientes consejos:

  • No compartas tus contraseñas: Para muchas personas, compartir la contraseña de su perfil en redes sociales con su pareja es sinónimo de confianza. Pero recuerda, las relaciones también terminan y el que tu ex-pareja tenga acceso a tu perfil de Facebook, mensajes privados y fotos puede resultar muy peligroso.
  • Habilita la autenticación de doble factor para el acceso a tu cuenta en redes sociales: Esta función añade una capa adicional de seguridad al proceso de acceso a la cuenta, al pedir al usuario que aporte dos formas de autentificarse. La primera – en general – es la contraseña. El segundo factor puede consistir de un código recibido por SMS o email. La teoría general detrás de la doble verificación es que, para poder acceder, tienes que saber algo y también poseer algo.
  • No tomes o envíes fotos comprometedoras: Nuestra reputación no sólo existe en el boca a boca, sino online y para todo el mundo. Utiliza el sentido común y no te tomes o compartas fotos o videos que puedan terminar perjudicándote. Si decides compartir este material es importante que lo hagas mediante servicios de mensajería que encripten datos, no permitan el reenvío a otras personas,  bloqueen las capturas de pantalla (a menos que la persona que lo haya enviado sea avisada del hecho)  o permitan la destrucción de los mensajes. Sin embargo, ten en cuenta que si esta información es publicada en línea no desaparecerá del mundo virtual.
  • Chequea tu configuración de privacidad en redes sociales: Decide quién puede tener acceso y quién no a tus fotos personales.
  • No vincules tu dispositivo móvil con equipos de tu pareja: Si lo haces podrá tener acceso a todas tus fotografías y hacer uso de ellas sin tu consentimiento.
  • Utiliza las vías legales para denunciar al responsable. Dado al aumento de este tipo de incidentes y del daño psicológico y moral que le causa a sus víctimas, más y más países han adoptado legislación que establece una sanción para aquel que divulgue una comunicación no destinada a ser pública, aunque le haya sido dirigida.
  • Monitorea las actividades de los menores de edad. Las jovencitas tienden a ser las victimas más comunes de la “porno venganza” y muchas veces por vergüenza o temor a lo que sus padres puedan pensar de ellas, ocultan lo que les está pasando. Es importante que los padres estén atentos a las actividades de sus hijos en línea y empleen soluciones como el Kaspersky Parental Control en todos sus dispositivos para ayudarlos a fijar límites de navegación y facilitar que el acceso de los menores a Internet sea seguro. Además, nada reemplaza el tener una comunicación abierta con los hijos donde ellos se sientan cómodos de compartir aquellas cosas que les molesta o hace sentir incomodos.

 

¿QUÉ PASARÍA SI PIERDES TU CELULAR EN MÉXICO DF? ENTÉTARE EN INSIDE THE STANDARD.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.