1

Razones para contar con un liderazgo femenino

La cultura corporativa no cambia porque sea necesario cambiarla. Eso incluye el fomento de una cultura de inclusión y diversidad que busca activamente contratar y retener a las mujeres. La cultura corporativa es impulsada por datos y resultados empresariales duros y directos que, por suerte, tienen un montón de datos para respaldar la necesidad de contar con un liderazgo femenino en los negocios.

Aquí escribimos y damos a conocer seis razones por las cuales su negocio debe estudiar y analizar la posibilidad de ir hacia la diversidad de género,  y los datos exactos que respaldan tal decisión.

Mayor rentabilidad da mayor liderazgo

Un estudio de investigación y de análisis predictivo del año 2014, de la empresa de mercadeo Mintigo,  señala que las compañías dirigidas por mujeres, con más de 1.000 empleados, generan ingresos superiores en un 18% más altos que en los negocios encabezados por hombres.

ROI

Según la revista Fortune 500, las compañías con tres o más mujeres en los cargos de director, mejoraron en un 66% su rendimiento del capital invertido.  Además, sus ventas subieron un 42% y el retorno sobre el patrimonio aumentó un 53%, según un artículo publicado por el Instituto Anita Borg (ABI) , una organización no lucrativa que busca mejorar la tabla de posiciones de las mujeres en el campo de la tecnología.

Menor rotación y reclutamiento más fácil

Gallup encontró que las empresas con una mayor diversidad en el personal tienen una tasa de rotación de 22% menor, y si una organización tiene una cultura más inclusiva que abarca las mujeres, es más fácil contratar a un personal más diverso.

La demanda de talento técnico es feroz y las empresas que desarrollan a mujeres para esos en papeles, en todos los niveles son capaces de atraer a los candidatos más calificados, el envío de señales positivas para el mercado de trabajo y la mejora de su reputación en el mercado.

Mejora del rendimiento operacional y financiero

Las mujeres tienen un enorme poder de compra. Un estudio realizado por Deloitte reveló que las mujeres afectan hasta el 85% de las decisiones de compra; o aproximadamente $ 4.300 millones en gastos, de un total de $ 5.900 millones, por lo que las mujeres son la mayor fuerza económica, no sólo en los Estados Unidos, sino en el mundo. Las organizaciones que emplean a más mujeres en puestos claves están mejor equipadas para satisfacer las necesidades del mercado en general, porque las mujeres saben lo que quieren las mujeres.

Aumento de la innovación

Para muchas empresas, la innovación es un imperativo estratégico. La investigación muestra que las mujeres aportan valiosas perspectivas y enfoques para el proceso de ideación, resultando en soluciones más innovadoras a problemas complejos. O, como lo muestra la investigación de Gallup, “Las mujeres y los hombres tienen diferentes puntos de vista, ideas y conocimientos del mercado, lo que permite una mejor resolución de problemas, y en última instancia conduce a un desempeño superior en el nivel de unidad de negocio.”

Mejor solución de problemas y rendimiento del grupo

El estudio de ABI revela que, ya que la mayoría del trabajo del conocimiento se realiza en equipo, diversos grupos deben resolver problemas con más eficacia que los grupos homogéneos, elevando el rendimiento general y ofreciendo a los equipos que incluyan a las mujeres una ventaja competitiva.


¿QUÉ PASARÍA SI PIERDES TU CELULAR EN MÉXICO DF? ENTÉTARE EN INSIDE THE STANDARD.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.