1

Cómo podemos aprender de nuestros “datos personales” en San Valentín

Las relaciones pueden ser difíciles, pero perder nuestros datos es mucho peor. Para conseguir el ‘fueron felices para siempre’, es importante cuidar nuestra tecnología como si fuera tu San Valentín.

Backup: Cópialo todo. No te arriesgues a perder todos tus recuerdos. La mayoría de la gente nunca hace copias de seguridad de sus teléfonos móviles, computadoras portátiles personales o de trabajo hasta que pierden sus datos y es demasiado tarde. No sufras un desastre informático en San Valentín.

La nube: Estás enamorado y tu cabeza está en la nube. ¡Llévate tus selfies en pareja contigo! Los recuerdos que tienes con alguien en fotos, videos y mensajes guardados en tus dispositivos. No te arriesgues a perderlo todo en caso de que tu hardware falle. Haz una copia de seguridad en la nube y recuerda lo maravillosa que fue esa cena especial.

Privacidad: Definitivamente algunas cosas es mejor que se queden en puerta cerrada. Mantén tu vida privada ¡privada! Nadie quiere ser la próxima Jennifer Lawrence, Ariana Grande o Kate Upton cuando se trata de hackers que roban tu información privada. Asegúrate de que tus archivos personales de temática romántica estén protegidos y encriptados por seguridad.

Reparación: ¿Amor a distancia? Las copias de seguridad desde la nube y la información recuperada nunca han sido tan seguras ni han dado tanta facilidad para acceder a tu sesión de FaceTime o Snapchat.

Recuperación: Haz las paces tras la ruptura. Vuelve donde una vez estuviste. Restaura tu sistema en un momento sin la necesidad de reinstalar todo o sin herramientas adicionales. Escucha esa lista de reproducción romántica que creaste durante horas para una noche sin interrupciones.

Memoria retentiva: ¿A quién no le gusta evocar recuerdos? Preserva y cuida tus años más locos durante muchos más por llegar. El ser humano vive en promedio unos 70 años y tiene alrededor de 408 mil 800 horas “productivas” fuera de las horas de sueño. No pierdas ni una hora de ese tiempo buscando tus recuerdos perdidos. ¿No preferirías quedar bien con tu amor haciendo otros nuevos?