1

Lo que debe saber para comprar un televisor de alta definción

No parece ser tan sencillo el comprar o adquirir un televisor de última generación. Para comenzar, debe tener en cuenta que el orden de evolución de las tecnologías va desde la HD, pasando por Full HD y terminando en Ultra HD o 4K.

La clave para el tema es comprender qué son los pixeles; es decir la cantidad de “cuadros” de colores que tiene el televisor. Tenga en cuenta que entre más “cuadros” posea el aparato, se ve mejor la imagen. Estos pixeles se cuentan como verticales y horizontales, es decir, la cantidad de “cuadros” de color verticales y la cantidad horizontales que tiene un televisor.

Según un estudio hecho por varios negocios y reproducido en la revista Semana, para dimensionar las diferencias entre unos y otros hay que tomar en cuenta que mientras un televisor HD tiene 1.280 “cuadros” de colores horizontales y 720 verticales, un televisor 4K tiene 3.840 “cuadros” de color horizontales y 2160 verticales, y según avance la tecnología el número de cuadros tendrá que aumentar también..

Como la cantidad de pixeles es la que mide la resolución de la imagen, se puede concluir que la tecnología 4K cuenta con un número mayor de pixeles y por tanto su resolución o calidad de imagen es superior a la del Full HD o HD. 

Cuando escuche de 720i o 720p, en realidad se está hablando de imagen entrelazada y de imagen progresiva.

¿Cuál comprar?

Es claro que si usted invierte en un televisor 4K, lo que en realidad está haciendo es montando un cine en casa, ya que las imágenes se pueden apreciar hasta ocho veces mejor que un televisor HD. Tenga en cuenta que mientras un televisor HD puede costar un precio “razonable·, dependiendo de la tienda donde lo adquiera,  uno Ultra HD o 4K le puede salir por casi 30 veces más. 

Por ejemplo, para los amantes de los deportes como el beisbol o el futbol, y que no pueden ir al estadio, pero que lo quieren disfrutar en la comodidad de su casa, comprar un televisor de estos es una buena opción. 

También es recomendado para los aficionados al cine que cuentan con el sistema Blu-Ray, ya que le podrán sacar gran provecho a esta clase de televisores. Muchos de los contenidos de estas películas están hechos para tecnología 4K. 

Si por el contrario es de los que sólo consume televisión nacional, lo mejor es que se incline por un televisor HD o Full HD, ya que la falta de contenido ha sido un obstáculo para la masificación del estándar Ultra HD.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.