1

SIC acusa a Claro de “competencia desleal”

En Colombia, la guerra entre las empresas que prestan servicio de telefonía por celular o móvil es tan cruenta como cualquier conflicto bélico, y aunque en este caso no hay fallecidos, quizás sí haya algún CIO despedido de alguna de las compañías, y que pueda contabilizarse como “baja bélica”.

Este “conflicto” ya ha producido un resultado, y es que según la Superintencia de Industria y Comercio (SIC), Claro estaría incurriendo en “competencia desleal” contra Movistar, que instauró una solicitud de medidas cautelares de carácter judicial. El fallo ordena a al operador dominante a ajustar el valor que cobra a Telefónica (Movistar) por los cargos asimétricos de interconexión previstos por la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC).

Esta medida es un golpe sensible para Claro, que venía argumentando que no había claridad sobre el valor que debía cancelar por cuenta de los cargos asimétricos. Para Movistar y Tigo,  (que también está involucrado en la contienda), es más que una victoria significativa, porque tendrá recursos para mejorar la competencia en el sector, de acuerdo con lo que han explicado sus voceros.

El otro gran ganador con la medida de la SIC fue la CRC. Claro había puesto en entredicho el monto que había establecido la entidad reguladora sobre lo que tenían que cancelar el operador dominante, tanto así que la SIC había solicitado una aclaración. La sentencia también es un espaldarazo a la autoridad de cara a las próximas batallas legales que sin duda continuarán.

Según un reportaje aparecido en la revista Semana, Claro debe ajustar el valor que cobra a Telefónica al valor final de la Tabla 3 del artículo 8 de la Resolución 1763 de 2007 CRC, de acuerdo con las modificaciones que hizo la Resolución 4660 de 2014, esto es, la suma de $19,01 para el esquema de cargos por minuto o uso, y $7.616.514,53 para la opción de cargos de acceso por capacidad (expresados en pesos constantes de enero de 2014 y actualizados a pesos corrientes anualmente).

¿Un nuevo round?

Lo más seguro es que Claro presente apelaciones a esta decisión. El argumento del operador dominante (por tener más clientes en el mercado) es que el pago que ellos hacen a sus competidores por utilizar su infraestructura no mejora la competitividad o las tarifas para los usuarios.

Mientras que Tigo y Movistar se ciñen a las resoluciones establecidas, donde las autoridades reguladoras ordenan que estos recursos adicionales deben ser reinvertidos en mejorar la infraestructura para tener un mejor servicio y además verse reflejados en una disminución en las tarifas por minuto para los usuarios.

El tema de fondo, más allá de los miles de millones que debe cancelar Claro, es la búsqueda de nuevos clientes. Movistar y Tigo buscan quitarle una buena porción de mercado a su competidor que actualmente tiene más del 40% de los usuarios de telefonía móvil en Colombia.

Desde el Gobierno, encabezado por la CRC y el MinTic, han sido constantes en promover esta competencia con medidas que beneficien a los operadores con menor número de clientes. El objetivo central es evitar que haya un monopolio por parte de Claro que sigue dominando el mercado.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.